11 junio 2008 Eurocopa, Fútbol, Noticias, Opinión

espana4_rusia1.JPG
La victoria por 4-1 de España ante Rusia ha disparado la euforia entre la afición y entre muchos periodistas (espero que entre jugadores y cuerpo técnico no). Esta situación recuerda mucha a la vivida en el Mundial del 2006 de Alemania. En el primer partido de la selección española también se consiguió una contundente victoria por 4-0 ante la Ucrania de Shevchenko. Con el famoso tiki taka instaurado por los comentaristas de La Sexta con Andrés Montes a la cabeza parecía que íbamos a ganar el Mundial sin despeinarnos… y en cuartos de final para casa por obra y gracia de los “viejales” franceses.

Por eso pido serenidad y cordura. El partido estuvo bien, por momentos la selección española desplegó buen fútbol, pero sólo tenemos tres puntos y todavía faltan dos partidos de la primera fase, se ha avanzado pero no hay nada hecho. Y ya son muchos años, demasiados, soñando antes de tiempo para despertarnos en casa siguiendo el resto del torneo por televisión.

Por lo tanto hay que mantener los pies en el suelo. Sin dejar de reconocer que España jugó en algunos momentos muy bien al fútbol, creando muchas ocasiones de gol con dos delanteros que cuajaron un gran actuación como fueron Fernando Torres y David Villa, con dos jugadores en medio campo que dominan el juego y pueden desequilibrar en cualquier momento un partido con sus pases como Xavi e Iniesta, es conveniente no perder de vista otros factores que también contribuyeron a esta goleada, y ver también las carencias de los nuestros.

En primer lugar Rusia acudía a la cita muy mermada con las bajas de sus dos mejores jugadores, Arshavin y Pobrebnyak. Y los rusos tampoco son una potencia mundial por mucho que se quiera vender esto, mientras no se demuestre lo contrario son una selección normalita que lleva muchos años sin hacer nada reseñable.

En segundo lugar la defensa española deja mucho que desear, los rusos tuvieron ocasiones para empatar el partido antes del 2-0, con tiro al palo incluído. Otro equipo con más calidad en el ataque lo hubiera conseguido, y para ganar estos torneos no basta con tener una buena delantera hay que tener una defensa contundente e infalible, y no es el caso. Sergio Ramos fue una sombra del que juega en el Real Madrid, perdiendo la posición en muchos momentos y balones increíbles ante la desesperación de Puyol, el único defensa que realmente lo fue ayer. Mientras que Marchena y Capdevila cumplieron sin más antes unos flojos rivales, pero aún les falta algo más para dar seguridad a la zaga.

En tercer lugar el centro del campo es muy creativo, sí, pero sólo Marcos Senna destruye y roba. Iniesta, Xavi y Silva apenas roban balones y les falta mucho en el aspecto defensivo para medirse a otro tipo de rivales que tengan jugadores mucho más fuertes que los rusos en el centro del campo. Quizás Cesç Fábregas aune las cualidades defensivas y ofensivas más equilibradas de todos, pero no es de los preferidos por Luís Aragonés.

Y en cuarto y último lugar, las jugadas a balón parado son un calvario para los nuestros. Siempre nos crean mucho peligro en esas jugadas y ayer nos han hecho un gol de córner. Ante selecciones como Alemania, Italia o Francia esta deficiencia se paga y con estos equipos es donde realmente empieza y siempre acaba el torneo para la roja. Por eso tranquilidad a todos, yo todavía quiero ver más poderío defensivo para poder lanzarme abiertamente a hablar de España favorita para ganar la Eurocopa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *