2 noviembre 2010 Baloncesto

Isla de Tenerife Canarias

Victoria agónica del Isla de Tenerife Canarias ante el Girona que hizo un gran papel pero que se va con una derrota muy amarga. El colegiado decidió no dar por válida una canasta sobre la bocina al considerar que interfería en la trayectoria del tiro del que precedía.

Poco ritmo en el comienzo del partido, lo cual era de esperar dados los últimos encuentros del Isla de Tenerife Canarias. Pese a ello el equipo logro en el primer cuarto mantener la fuerza del rival, por primera vez, no dependiendo tanto de Guillen y con un inspirado Koshwal en ataque y en el rebote para finalizar con un apretado 19 a 20 a favor del Girona.

El segundo cuarto comienza con mas de 10 minutos perdidos cuando habían transcurrido solo dos debido a problemas con el marcador. El Girona mantenía a raya al Isla de Tenerife gracias a ataques bien ejecutados y a seguir manteniendo el ritmo anotador, pero en la recta final del partido Guillen y la linea de 6,75 ayudaron a colocar el 42-43 final tras los primeros 20 minutos.

Comenzo el tercer cuarto con dos triples de Sabat seguidos contrarrestados por el eterno Middleton, que con 44 años había anotado en los primeros 25 minutos 10 puntos y capturado 3 rebotes. Coincidiendo con el despegue clásico del tercer cuarto a falta de 4 minutos y después de otro triple de Sabat el Tenerife se coloco 62 a 52, hasta que el propio Sabat, presa de la locura interna que padece cuando ha anotado, se jugo un triple de 9 metros, que precedió a un parcial de 10 a 1 en contra. La muestra perfecta de que un base es preferible que tenga mejor cabeza que tiro. Finalmente completo el mejor cuarto probablemente de su carrera con un triple en los instantes finales, tras haber anotado 2 tiros libres, para completar el 70 64 que auguraba un final apretado e intenso.

Y no defraudo el encuentro, saliendo el Girona a presión en toda cancha para empatar rápidamente, en solo un minuto y medio, a 70. Otra vez Sabat, que hoy desde luego estuvo inspirado, anoto un triple y repartió una asistencia tras pick’n’roll con Richi Guillen para colocar el 79 a 75. A falta de 5 minutos las cosas se complicaban para el Girona ya que Middleton cometía la quinta falta, en ataque, cerrando las posibilidades de victoria. Por si fuera poco, a falta de 3 minutos y perdiendo de 5 Levi Rost cometía también su quinta falta, dándole dos tiros libres a Guillen que no fallaría para colocar un muy cuesta arriba 86 a 79.

Sin embargo nunca hay que subestimar a Sabat, que tras dejar a su par sin marca para anotar perdió un rápido balón en el siguiente ataque que dio lugar a una contra para un 2+1. Dos tiros libres de Flemings y un triple de Ortega dejaron el marcador uno abajo para los visitantes, listo para que Sabat botando tranquilamente perdiera el balón al botar sobre la linea de banda y el Girona aprovechase para ponerse por delante en el marcador 88 a 89 con 1.24 restando. Vamos a recordar que hacia solamente 90 segundos el Girona perdía de 7 puntos.

Sabat, como no, forzó la quinta falta de Canals y anoto uno de los dos tiros libres y se lanzo otro triple de 9 metros taponado. Quedaba un ataque para cada equipo y el Girona no supo ya sin 3 de sus titulares completarlo y se acabo la posesión, dejando 20 segundos para el carrusel de faltas. Sabat, como no, anoto dos de dos y dejo un 91 89 para el final de infarto…que no defraudo. Un triple fallado, un rebote en ataque y otro triple tocado por Ortega sobre el cilindro imaginario del aro que el arbitro no dudo en pitar, con la consecuente técnica para Ortega, dos libres anotados y el 93 a 89 final.

3 partidos 3 victorias del Isla de Tenerife Canarias en casa, aunque siga generando demasiadas dudas fuera de la Isla y con un Sábat que puede mostrarse como uno de los mejores bases de la liga, y uno de los peores.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *