2 abril 2011 Baloncesto

logocbmurcia

En la noche de este viernes, la Adecco Leb Oro ha vivido una apasionante jornada en la que CB Murcia y Obradoiro han protagonizado un nuevo capítulo de su lucha por el ascenso directo a la ACB. Esta vez, las alegrías se han ido para Murcia y las penas para Santiago porque los murcianos han ganado su partido y se han colocado líderes a falta de dos jornadas gracias a la victoria de UB La Palma sobre los gallegos.

Obradoiro, líder hasta esa noche, tenía quizás la visita más complicada de lo que le quedaba de calendario y ha perdido por 86-71 mientras que CB Murcia recibía a un rival complicado como Grupo Iruña que cedió po 80-63 tras la mayor amplitud y calidad de la plantilla de Luis Guil. Si los murcianos son capaces de ganar los dosp artidos que restan, volverán a la ACB por el camino directo.


Ultimamente el CB Murcia está entrando en los partidos de casa algo más frío que su rival y volvió a pasar ante Grupo Iruña que con 7 puntos de Sanz en los primeros minutos tomaba las primeras ventajas en el marcador (4-8).

Guil, con la baja de Sergio Pérez y las dos faltas que rápidamente cometió Umeh, dio más minutos de los habituales a Oscar González y Xavi Puyada. Precisamente 2 triples del primero y un alley hoop a Faverani que se iba hasta los 8 puntos propiciaron un parcial de 8-0 para Murcia que hacía entrar en calor a su público. Además, Rivero puso el 26-20 con el que acabó el cuarto con una gran penetración sobre la bocina que no pudo culminar en 2+1 al fallar el tiro libre.

En el comienzo del segundo cuarto, CB Murcia dio un nuevo estirón en el marcador con otro parcial de 8-2 gracias a un 2+1 de Jasen y un triple de Morentin. Por parte de Navarra, tan sólo Sanz tenía claridad ante el aro y con un nuevo triple llegaba a su punto número 14 y cortaba la mala salida de los navarros.

A partir de ahí, los puntos de Robles elevaron la ventajan hasta 11 pero un triple de Bas y una mala jugada de Umeh al final del cuarto dejaron el electrónico con 40-32 antes de ir al descanso. Murcia volvió de vestuarios con la intención de sentenciar el choque y dos triples de Pedro Rivero y el trabajo interior de Coopenrath elevaron la diferencia hasta los 13 puntos.

En Iruña se acumulaban los problemas en forma de jugadores tocados y Faverani apareció en el último cuarto para irse hasta los 20 puntos y certificar la victoria de su equipo. Como en los últimos minutos este partido estaba decidido, el interés se desplazó al partido entre UB La Palma y Obradoiro que había empezado una hora más tarde.

El conjunto canario tomó el mando del partido de inicio pero fue en el segundo cuarto cuando un parcial de 27-15 le permitió dispararse en el marcador. La presión se trasladó entonces a Obradoiro que veía como muchas de sus opciones de ascenso directo se esfumaban entre sus dedos y eso se tradujo en prisas y frustraciones finales cuando se vio que no se podía dar la vuelta al partido.

Con estos resultados, las cosas se ponen bien para Murcia que de nuevo depende de sí mismo. Sus próximos rivales son Adepal Alcázar como visitante y Tenerife en Murcia dos rivales a los que estarán muy atentos los aficionados obradoristas para ver si el liderato vuelve a viajar a Santiago.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *