3 marzo 2008 Fútbol, Noticias

aguero.jpg
Cuando parecía que se había invertido la tendencia de la liga y el Barcelona apuntaba al primer puesto, la irrupción de dos cracks vuelve a colocar a los azulgrana a cinco puntos del Real Madrid. Agüero se cargó él sólo a los azulgrana, mientras que Robinho llevó a su equipo a la victoria en Huelva gracias a dos goles provindenciales.

El Kun Agüero destrozó a los dos centrales azulgranas. Puyol y Milito tendrán pesadillas con este jugador. En el primer gol el regate con el cuerpo al defensa argentino fue maravilloso, después tuvo suerte en que su disparo tropezó en Puyol y se coló en la portería de Valdes. En el segundo que marcó, cuarto de su equipo, se fue de los dos centrales con habilidad, fuerza y lucha, colocando un remate perfecto pegado al poste. Para enmarcar. Además provocó el penalti que transformó Forlán y que significaba el 3-1.

Este es el Kun que todos queremos ver y no el de Bolton. En esta segunda temporada en el club colchonero tiene que desarrollar el potencial que dejó entrever en Argentina y en la temporada anterior. Y por ahora lo está haciendo, lleva 10 goles en liga, cuatro más que en toda la temporada anterior. Con Forlán forma una pareja en la que se complementan perfectamente, el argentino pone la fantasía, el arte, el desborde y el uruguayo es el encargado de ramachar al contrario aprovechándose del juego fantasioso de su compañero. Si el Kun sobrevive al At. Madrid, no como le ocurrió a Torres, puede alcanzar grandes metas, pero ya sabemos como es la vida en el Manzanares de dura.

El otro crack de la jornada fue Robinho, acudió al rescate del Real Madrid a tiempo. Se recuperó de su lesión y lo festejo en el Colombino con dos goles que acabaron con la resistencia del Recre. El bajón de los merengues coincidió con la lesión del brasileño, le faltaba el hombre que desequilibrara los partidos, su habilidad era decisiva para provocar ocasiones de gol para sus compañeros o para transformarlas él mismo. Al igual que Agüero en esta, su tercera temporada con los blancos, está rindiendo a su mejor nivel, despejando las dudas que creó en sus campañas anteriores. Esperemos que no le confundan las noches y no se quede por el camino otro crack. Esta reaparición del brasileño es la mejor noticia para el Real Madrid de cara al partido de vuelta de la Champions ante la Roma. ¡Ah!, y también podía cambiar las celebraciones de sus goles, no hay como ver a un jugador celebrar sus goles con alegría pero sin tonterías innecesarias, y lo del chupete podía ser gracioso al principio, pero ahora ya cansa.

Mientras estos dos cracks cumplían, los del Barcelona fallaron en su persecución del líder. Sí, Ronaldinho marcó un gol de crack, uno de los mejores de la liga. Y más que hará de ese tipo o parecidos, por qué esa calidad la tendrá siempre. Pero no es suficiente. El resto del partido aportó muy poco al juego colectivo y no consiguió generar juego y ocasiones para el equipo. Simplemente mostró un destello, cegador es cierto, pero no fue suficiente para alcanzar el objetivo, que no era otro que, por lo menos, seguir la estela del líder. Tampoco estuvieron acertados los otros tres “fantásticos” del Barça. Messi salió en la segunda parte, fue suplente, y no aportó nada; Henry desaparecido como casi siempre y Eto’o peleón y luchador como siempre marcó un gol pero todavía no está a su nivel habitual.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *