17 noviembre 2010 Ciclismo

Alberto Contador sigue sin conocer su futuro

El solomillo de ternera que se comió Alberto Contador sigue dando que hablar. Esta mañana, diversos medios de comunicación publicaban que la Agencia Mundial Antidopaje había desestimado la hipótesis de la carne contaminada en la que el ciclista de Pinto fundamenta su defensa por su positivo en clembuterol.

Supuestamente, el informe que la UCI entregó a la Federación Española de Ciclismo dejaba claro que la AMA había investigado la carnicería de Irún donde supuestamente se compró el susodicho trozo de carne sin encontrar ningún indicio en su contra. Además, los números estaban en contra del ciclista español, pues los casos de animales envenenados con clembuterol, que recordemos se usa para engordar al ganado, son mínimos. Ya sería casualidad.


Antes de que la noticia cogiera el impulso suficiente, los abogados de Alberto Contador ya estaban preparando la contraofensiva a esta información, sacando un comunicado del que destacamos algunas partes:

Tras un detenido estudio de la documentación enviada por la UCI, en la cual se incluye el informe de una agencia de detectives contratada para rastrear el origen de la carne, no se puede determinar que la carne no estuviera contaminada.

En realidad, todo el trabajo de los detectives se limita a preguntar en la carnicería en cuestión si allí se vende carne con todas las garantías sanitarias, recibiendo la respuesta esperada, y cuáles son sus proveedores, dando también por buena la información que se les proporciona sin contrastarla. Y lo mismo hacen con algunos proveedores. En la documentación remitida tampoco consta que la AMA haya efectuado ninguna clase de análisis ni en la carnicería en cuestión ni, mucho menos, en los mataderos que se mencionan.

El equipo de abogados de Alberto Contador y el corredor mismo están deseosos de poder presentar en los próximos días ante el Comité de Competición de la Federación Española de ciclismo sus alegaciones y pruebas para demostrar ante la autoridad competente la falsedad de los juicios paralelos y las filtraciones malintencionadas que están apareciendo sobre este caso en los medios de comunicación

En definitiva, lo que Alberto Contador declara es que su hipótesis sigue en pie y que las investigaciones realizadas al respecto no pueden ser concluyentes, pues no se han realizados análisis fidedignos y se amparan en una estadística fácilmente manipulable. El caso es que ambas versiones, de momento, se contradicen. Contador se agarra a un clavo ardiendo a riesgo de quemarse del todo.

Esta es otra noticia, otro capítulo más, de un lío que se va a seguir extendiendo en el tiempo y que no va a tener una solución fácil. Todo lo que no sea sancionar al ciclista con 2 años, sería sentar un precedente peligroso. Sancionarlo y acabar con el honor del campeón español, sería otro duro palo para un deporte de lo más maltratado. Y en esas se debate la UCI, alargando y estirando los plazos demasiado.

Vía | Marca

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *