12 octubre 2016 Baloncesto

CSKA Moscu campeón

El miércoles 12 de octubre se pone en marcha la Euroliga de baloncesto. La competición llega con muchas novedades con respecto al año pasado, algunas de ellas bastante polémicas, así que conviene dar un repaso a los aspecto clave de la máxima competición del baloncesto europeo.

La idea de tener una gran liga europea llevaba rondando la cabeza de los dirigentes de la competición desde hacía tiempo y poco a poco van a conseguirlo. El primer paso se da esta temporada con una Euroliga de solo 16 equipos que jugarán una liga todos contra todos, es decir, no habrá grupos.

Competición cerrada y calendario exigente

Esto implica un calendario muy exigente con 30 partidos en la primera fase para cada equipo jugados entre lunes y viernes y a veces con dos jornadas por semana. Los aficionados podrán ver a los mejores equipos del baloncesto europeo pero se pierde ese factor de exclusividad al haber tantos partidos que se difuminan en el calendario, algo que puede dificultar el seguimiento de la competición por parte de los aficionados y que sin duda complicará la vida a los entrenadores.

La manera en la que se han elegido estos 16 equipos ha levantado mucha polémica. 11 de ellos han firmado un acuerdo que les hará estar en la competición en los próximos años con independencia de lo que hagan en sus ligas locales. En España este es el caso de Real Madrid, F.C. Barcelona y Baskonia que tienen las llamadas licencias A. Los otros 5 equipos llegarán vía triunfo en la Eurocup o en competiciones nacionales.

Los participantes esta temporada son Real Madrid, Olympiacos, EA7 Emporio Armani Milan, Maccabi Tel Aviv, Galtasaray, CSKA Moscú, Estrella Roja, Darussafaka, Unics Kazan, FC Barcelona, Panathinaikos, Zalgiris, Baskonia, Anadolu Efes, Fenerbahce y Brose Bamberg. La fase previa terminará en abril y los 8 mejores jugarán los cuartos al mejor de 5 partidos. La Final Four será en Estambul entre el 19 y el 21 de mayo.

En la web de la Euroliga podéis consultar el calendario completo de la competición.

Aumentan los premios

Jugar tantos partidos debía tener una compensación para los equipos participantes que llega en forma de muchos millones de euros para repartir entre ellos. Hasta ahora las victorias se premiaban con 7.000 euros pero a partir de este año cada triunfo se premia con 40.000 euros en fase regular y 70.000 en cuartos de final.

El campeón se embolsará 1 millón de euros, el finalista 500.000 euros, el tercero 300.000 y el cuarto 200.000 euros. No son cifras tan mareantes como las que se embolsan los equipos de fútbol en la Champions League pero está claro que el seguimiento de la competición es muy diferente.

Vía | Euroleague

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *