4 marzo 2008 Fútbol, Noticias

fenerbahce_sevilla.jpg
Hoy martes se disputan cuatro partidos de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con dos clubs españoles en acción. Barcelona y Sevilla se juegan estar en la próxima eliminatoria de la primera competición continental.

En Europa no se debe hablar de trámite pero los azulgrana tienen todo a su favor para solventar la eliminatoria ante el Celtic de Glasgow. La Victoria por 2-3 en el Celtic Park no sólo obliga a los católicos a vencer en el Camp Nou, sino a hacerlo por dos goles de diferencia, difícil tarea para un club que fuera de su estadio baja muchísimo. Pese a todo Rijkaard no se fia y sacará a las figuras, alguna de las cuales estuvo en el banquillo del Calderón el pasado domingo, en una decisión que es muy criticada en la Ciudad Condal.

Más emocionante se preveé el encuentro del Sánchez Pizjuan. Los hispalenses tendrán que remontar el 3-2 encajado en Estambul ante el Fenerbahce. El Sevilla tiene equipo más que suficiente para ganar el partido y meterse en los cuartos de final. En la liga está reaccionando, a pesar de la última derrota en Riazor ante el Dépor, y la pareja formada por Kanouté y Luís Fabiano desplegarán todas sus virtudes para derribar el muro turco. Un Nervión a tope servirá de acicate a los locales para intentar remontar la eliminatoria. El único problema que están teniendo los sevillistas es la facilidad con la que están encajando goles, muchos de ellos a balón parado, que puede ser muy peligroso en una eliminatoria.

Los otros partidos parte con empate en la eliminatoria. El Manchester United recibe en Old Trafford al Olympique de Lyon con Benzema como gran amenaza sobre los hombres de Álex Ferguson. Muy bien lo tendrán que hacer los franceses para doblegar a los diablos rojos en su propio estadio, el poderío ofensivo de Cristiano Ronaldo, Rooney y compañía es muy difícil de parar y los franceses tendrán que salir a marcar un gol después del 1-1 de la ida, lo que dejará espacios para los atacantes locales que no suelen desaprovechar.

En la otra eliminatoria el Arsenal se la juega en Milán. Los jóvenes jugadores de Arsene Wenger pasarán su prueba del algodón particular ante los veteranos jugadores del Milán, que no están haciendo una buena temporada, salvo en la Champions, su competición favorita. Un nuevo fracaso en Europa de los gunners, aparte de la final perdida en 2006 ante el Barcelona poco han demostrado en la Champions League, quedando siempre eliminados demasiado pronto para el potencial que atesoran, les podría pasar factura para el resto de temporada. Para los rossoneri es la única competición en la que todavía pueden hacer algo, en el Calcio sólo les queda luchar por el cuarto puesto y están fuera de la Coppa. Quedar eliminatos supondría un fracaso total de temporada y seguramente provocaría muchos cambios en el equipo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *