14 abril 2015 Atletismo

Mohamed Marhoum durante el último Europeo de cross

Siempre es malo tener que dar una noticia sobre dopaje y más aún si hay un deportista español implicado. Porque, aunque en ese noble arte nacional de cambiar nacionalidades a nuestra mejor conveniencia (recuerden a Juanito y luego Johann Muhlegg), más de uno ya habrá olvidado que Mohammed Marhoum juró la costitución española en 2011.

El atleta español de origen marroquí ha sido suspendido de forma cautelar por la Agencia Española Antidopaje, después de un positivo por EPO. Si se confirma el positivo por el uso de esta sustancia prohibida, a este deportista de 27 años le caería la máxima sanción, que desde este 2015 con el nuevo código mundial antidopaje ya es de cuatro años.

Después de representar a España en los Europeos de cross de 2013 y de 2014, ganando medalla como componente del equipo en ambas ocasiones, Marhoum había alcanzado su propia gloria deportiva este año 2015, al proclamarse campeón de España de cross. Los medios se llenaron entonces con la vida de este joven, pues reflejaba toda una historia de superación.

La vida de Marhoum en Marruecos no era sencilla y con 11 años cruzó la frontera ilegalmente. Vivió en centros de acogida y más de una vez necesitó la ayuda económica de amigos y entrenadores para salir adelante. Todo ese duro camino recorrido había merecido la pena justo cuando hace un mes se proclamaba campeón de España de cross en Alcobendas.

Ahora, su nombre podría quedar manchado por toda esta situación. Ya parecía raro que, por una repentina enfermedad, no participara en el Mundial de cross y ahora sabemos que, realmente, no participó porque ya estaba siendo investigado. Veremos en qué queda este caso de dopaje, uno más dentro del atletismo español.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *