20 agosto 2012 Atletismo

José María Odriozola podría dejar de ser presidente de la Federación de Atletismo

Cuando Jesús Ángel García Grabado, atleta de 42 kilómetros, cruzaba la meta y se daba cuenta de que había sido el primer español en hacerlo en la prueba de los 50 kilómetros marcha, estalló. Y estalló cargando contra el presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, al que llamó “viejo” entre otras cosas, además de culparle de los resultados tan malos.

¿Y qué hizo Odriozola? Pues lo mismo que en los últimos años. Aburrido ya de pronosticar éxitos y que éstos no llegaran, para cachondeo general, Odriozola últimamente se dedica a cargar contra las atletas a los que culpa de no entregarse a fondo y de no preparar las grandes citas. Por eso, los malos resultados en estos Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los de Pekín 2008 y en otras muchas otras citas importantes.

No le falta razón en parte a Odriozola, porque los atletas españoles, cuando llegan a una gran competición, están siempre muy lejos de sus marcas. Sin embargo, lo que Odriozola no admite, o no quiere hacerlo o no se entera de la copla, es que la culpa de que los atletas actúen así es solamente suya y de su gestión, su sempiterna gestión, al frente de la federación española.

Tras 23 años en el cargo, Odriozola apela por la cantidad antes que por la calidad. Por eso, vemos en los campeonatos a atletas españoles que caen y caen en las primeras rondas. Da igual que lleves un año muy malo, que estés acusado de dopaje (como Mullera) o incluso que estés lesionado, que si algún día hiciste la mínima, estarás en la gran competición, disfrutarás la experiencia y todo eso, aunque decepciones a miles de españoles.

Esta gestión, que por cierto está costando mucho dinero, necesita una renovación y parece que Odriozola tiene los días contados al frente de la federación. Por lo pronto, ya se han presentado candidaturas para sustituirle, como la de Vicente Añó, o una conjunta, y más popular, formada por dos ex atletas, Martín Fiz y Fermín Cacho. Los tres nombres, curiosamente, han trabajado alguna vez de la mano de Odriozola.

La salud del atletismo español es ciertamente deficiente. Es difícil generar campeones, y más en un país donde no hay mucha tradición en este deporte ni mucha base, ni tampoco tanto dinero como para otros. Pero aún en esas circunstancias, España tuvo sus campeones, o al menos, gente que competía y no iba a los campeonatos a hacer turismo. Y si se quiere volver a ver algo así, lo primero que se debe hacer es cambiar la forma de actuar, y eso pasa irremediablemente por jubilar a Odriozola.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *