10 enero 2013 Tenis

David-Ferrer

Los tenistas están ultimando su preparación de cara al inminente comienzo del Open de Australia y uno de los torneos elegidos para ello es el ATP 250 de Auckland. Allí David Ferrer ya ha alcanzado las semifinales así que está a dos partidos de revalidar el título conquistado el año pasado aunque no tendrá nada fácil llegar a la final porque allí se verá las caras con Gael Monfils.

Y es que el tenista francés no se le da nada bien a Ferrer que ha perdido en las tres veces en las que ambos se han enfrentado. Habrá que ver qué ocurre esta vez porque el alicantino sigue en buena forma y ha conseguido el pase a semifinales casi sin esfuerzo porque Lukas Lacko apenas fue rival y cedió por 6-2 y 6-1 en menos de una hora de juego.

El partido de Monfils fue más complicado ya que tenía enfrente al veterano Tommy Haas que está jugando bastante bien en los últimos meses. El tenista alemán comenzó ganando el primer set pero Monfils reaccionó y acabó imponiéndose por 3-6, 7-5, 6-3.

Por el otro lado del cuadro también había bastante veteranía como la que puso en pista Philipp Kohlschreiber, segundo cabeza de serie, para colarse en la final. El tenista alemán tuvo un partido ajustado ante el belga Xavier Malisse al que acabó ganando por 7-6(6) y 6-4. Su rival por una plaza en la final será el americano Sam Querrey que derrotó a Jesse Levine por 6-4 y 7-6(5).

De esta forma el torneo sigue el guión previsto y se cuelan en semifinales tres de los cuatro primeros cabezas de serie. El único que no ha podido llegar a esta ronda ha sido Tommy Haas pero ciertamente no es una sorpresa que pierda con Monfils a pesar de que el francés había llegado al torneo con una invitación tras los problemas físicos que le hicieron perderse la última fase de la pasada temporada.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *