15 junio 2016 Fútbol

Bakery Jatta posa con la camiseta del Hamburgo

El fútbol a veces nos deja historias increíbles, tanto que habrá algunos que no sean capaz de creerla y otros que sean incapaces de aguantar la lagrimita. La última de estas historias la protagoniza Bakery Jatta, un joven africano que se ha ganado su primer contrato profesional con un equipo de fútbol, apenas un año después de jugarse la vida para cruzar el Mediterráneo, huyendo de su anterior vida.

Como otros muchos jóvenes, Bakery se jugó la vida para dejar África atrás y entrar en Europa

Jatta nació en Gambia, un país con fachada turística pero que vive sumido en problemas de corrupción y con la mitad de su población en la más absoluta pobreza. De esa situación, Bakery Jatta decidió escapar siguiendo los pasos de otros muchos, jugándose la vida para llegar primero hasta el norte de África y después hasta Italia, en un viaje lleno de peligros que para numerosas personas es, desgraciadamente, lo último que hacen en la vida.

Jatta superó con suerte ese paso y llegó al continente europeo, para acabar finalmente en Alemania como uno más del millón de inmigrantes y refugiados que accedió al país germano en 2015. Él se estableció en Bremen, acogido por una academia que creó un ex boxeador, Lothar Kannenberg, para ayudar precisamente a este tipo de chicos a que se integren en la sociedad germana.

En la academia Jatta asistía a clases para formarse durante el día y a clases de entrenamiento físico por la tarde. Como su verdadera pasión era el fútbol y encima se le daba bien, el joven gambiano recibió un permiso especial para poder entrenarse con un equipo local, y ese sería el paso que iba a cambiar su vida definitivamente.

Desde el principio, Jatta llamó muchísimo la atención por sus buenas condiciones y por el potencial que se le presuponía, dado que todavía contaba con 17 años. Precisamente por ser menor de edad, no podía firmar con ningún club un contrato profesional, pese a que ya había varios interesados en él. Hamburgo, Schalke 04 o Werder Bremen llamaban a la puerta de un chico que, no mucho tiempo atrás, malvivía como podía en una de las regiones más pobres del mundo.

Con 18 años recién cumplidos, los técnicos del Hamburgo ven en Jatta a un delantero con mucho potencial

Al final, Jatta se decantó por el Hamburgo. Apenas una semana después de cumplir los 18 años, el histórico equipo alemán anunciaba la incorporación del joven jugador, al que describen como un delantero capaz de ocupar cualquier posición el frente ofensivo y con mucho potencial, pese a no haber jugado antes en un club de fútbol.

Todos estos detalles sobre la vida de este joven futbolista salieron a la luz, más allá de Alemania, a raíz de su fichaje con el Hamburgo, que en su propia página web le dedica una amplia entrevista. La noticia ha despertado bastante trascendencia y ya hay cierta expectación alrededor del jugador, al que todos tienen ganas de ver ya como profesional y ver si tiene condiciones para triunfar y redondear una historia que, ya con lo que tiene, es apasionante.

Vía | HSV

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *