22 octubre 2008 Ciclismo

carlossastre

La organización del Tour ha dado a conocer la próxima edición de la ronda francesa, con grandes sorpresas. La más grande, sin duda, es que el Tour se decidirá en el Mont Ventoux, gran montaña mítica en esta carrera, donde en 1967 Tom Simpson incluso perdió la vida de la dureza de la ascensión. Así pues, el maillot amarillo en 2009 no se decidirá en la típica última contrareloj de las pasadas ediciones, sino en un puerto.

Esto es un “atrevimiento” por parte del Tour, rompiendo los finales clásicos de casi toda su historia. Aplaudo este cambio, ya que creo que es aportar un grado de espectaculo a este maravilloso deporte, y en el ciclismo, las etapas de montaña, y más montañas épicas como esta, crean afición.

La otra gran sorpresa será que la sexta etapa se llevará a cabo en territorio español, entre Girona y Barcelona, terminando justo al lado del estadio olímpico de Montjüic, donde se verá un buen final al terminar en un repecho. Será la tercera vez que una etapa termine en la ciudad condal (1957, 1965 y 2009).

El Tour contará con cuatro llegadas en alto y dos cronos, una de 45 km en AAnnecy y el prólogo de Mónaco de 15 km. Comenzará el 4 de Julio y concluirá en los campos Elíseos el 26 del mismo mes.

Vía | Marca

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Astana y Cervelo estarán en el Tour 17 marzo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *