17 mayo 2010 Fútbol

El capitán del Bayern Munich Van Bommel levanta el trofeo de la Copa de Alemania

Hace una semana, el Bayern Munich conquistaba su vigésimo segundo título de la Bundesliga en el Olympiastadion de Berlín. El sábado, en el mismo escenario, el equipo bávaro logró el doblete al ganar la Copa de Alemania. Por tanto, tras la victoria del Inter de Milán en la Liga Italiana y la Copa de Italia, el ganador de la próxima final de la Champions League emulará al Barcelona de la temporada 2008/09.

En la final, el Bayern Munich arrolló al Werder Bremen jugando uno de sus mejores partidos de la temporada. Con goles de Robben, Olic, Ribery y Schweinsteiger, el Bayern derrotó a su rival por un contundente 4-0 y además derrochó fútbol en el día en el que levantaron su decimoquinta Copa Pokal y a muy pocos días de volver de disputar la gran final de la Liga de Campeones.


El conjunto de Van Gaal dominó el partido desde el inicio y apenas recibió ocasiones de un Werder Bremen que era incapaz de robar y mucho menos de retener el esférico. Eso sí, a los muniqueses les costó más de media hora adelantarse en el marcador, gracias a un penalty por unas manos inocentes dentro del área. Sería Arjen Robben el que transformara la pena máxima.

El atisbo de reacción de los de Bremen al inicio de la segunda mitad lo cortó de cuajo su rival con el segundo gol que llegó cuando se disputaban sólo 6 minutos, anotado por el croata Ivica Olic a la salida de un saque de esquina. Lejos de conformarse, el Bayern contragolpeó con saña y redondeó la goleada con dos mano a mano que no desaprovecharon Ribery, en el minuto 63, y Schweinsteiger a 3 minutos del final.

Vía | AFP

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *