27 agosto 2012 Motociclismo

El Gran Premio de la República Checa, que se disputó ayer en Brno, no solo nos dejó tres grandes carreras, sino que abrió la puerta a la posibilidad de que Ben Spies siga en MotoGP, al menos, durante una temporada más. Una noticia que nos alegraría a todos de no ser que el perjudicado fuera Álvaro Bautista…

Con el culebrón de Valentino Rossi cerrado, las cámaras se han centrado en seguir al desafortunado Ben Spies. Tras anunciar que no seguiría la próxima temporada en Yamaha, comenzó a sonar con muchísima fuerza su regreso al Mundial de Superbikes, concretamente al equipo BMW Italia, como compañero de Melandri. Pero este fin de semana todo ha cambiado.

El propio Fausto Gresini, jefe de equipo del San Carlo Honda Gresini Team, ha confirmado su interés en contratar a Ben Spies. Pero no solo piensa en él, sino que también está mareando la perdiz con Scott Redding, quien prácticamente ha sido descartado por Ducati para su segundo equipo. Obviamente, Álvaro Bautista también cuenta con posibilidades de renovar pero, siendo realistas, está muy por debajo del piloto americano.

Y es que Ben Spies interesa muchísimo tanto a Dorna como a la FIM para publicitarse en un mercado tan complejo como el estadounidense. ¿Y qué mejor para ello que tener a una de sus estrellas en casa? Además, Álvaro Bautista no termina de explotar y de cumplir los objetivos que tanto Gresini como la propia Honda esperaban de él.

Ahora tocará esperar un par de semanas, al menos, para conocer el desenlace de este capítulo. Aunque con la suerte que Spies tiene, no me quiero ni imaginar qué podría pasar…

Vía | Crash

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *