1 octubre 2009 Voleibol

España_Voleibol

Tras un comienzo esperanzador en el que, pese a caer derrotadas ante Rusia, nuestras chicas mostraron un gran nivel ante todas unas campeonas del mundo, la selección volvió a caer derrotada, esta vez ante Bulgaria, aunque dando una imagen mucho peor que en partidos anteriores. España demuestra a rachas que es capaz de jugar al nivel de las mejores, pero también tiene importantes lagunas psicológicas que les hacen desaparecer del partido y que sus rivales encadenen puntos con una facilidad asombrosa. Fue este defecto el que condenó a la selección.

El comienzo fue igualado en un primer set en el que ambas selecciones se mantuvieron muy parejas, aunque las nuestras anduvieron un paso por detrás durante casi todo el set. El juego era bueno, pero faltó un punto de competitividad que permitiese a la selección aprovechar alguna de las oportunidades que se les presentaron para adelantarse en el marcador. No pudieron hacerlo y al final lo pagaron muy caro. Tras llegar igualadas a los últimos puntos, las búlgaras lograron dar un arreón amparadas en su mayor efectividad y competitividad y, tras lograr 4 puntos de manera consecutiva, se hicieron con el primer set por un tanteo de 25-20.

El segundo parcial arrancó con más garra por parte de las españolas, aunque secundadas por la selección rival, con quien se alternaron en el liderato del set. 4 puntos consecutivos para un equipo, 5 puntos para otro, hasta llegar a un 12-11 favorable a las búlgaras en el marcador que hacía intuír un tanteo equilibrado hasta el final. Nada más lejos de la realidad. Fue aquí donde apareció el primer gran bache de juego de la selección, con un parcial de 7-4 en contra que ponía a las búlgaras con una ventaja de 19-15. España se mostraba irregular, alternando grandes ataques con fallos impropios en la recepción y, sobre todo, multitud de ocasiones para acortar la desventaja desperdiciadas. Aún había lugar para la esperanza, pero España terminó por hundirse con otro parcial de 6-1 desfavorable que terminaría dando el segundo set a Bulgaria por 25-16.

El tercer set nos permitió concebir esperanzas. Las españolas sacaron su mejor cara y tomaron ventaja desde un principio lideradas por una Yasmina Hernández letal en ataque. La selección búlgara no le perdía la cara al marcador, pero España no cometía errores y se mantuvo con una ligera ventaja hasta un máximo de 15-18 a favor. A punto estuvieron, pese a todo, de dar un susto a la afición cuando permitieron a las búlgaras acercarse 18-19 desaprovechando multitud de oportunidades de sentenciar el parcial, pero rápidamente reaccionaron una vez más tomando una nueva ventaja de 3 puntos, con 18-21 a favor, para terminar cerrando el set con un tanteo de 21-25 favorable a España.

La reacción española fue un espejismo. Las búlgaras salieron a la cancha dispuestas a cerrar el partido con un parcial inicial de 6-0 que obligó a España a remar contracorriente y, aunque una muy meritoria reacción permitió igualar el set 10-10, un catastrófico bache de juego con, sobre todo, una recepción vulnerable que cometió los errores más infantiles, dio lugar a un parcial terrible que permitió a Bulgaria adelantarse hasta casi sentenciar el set 23-13 a su favor. A partir de ahí, el final era cuestión de tiempo y la relajación de las búlgaras permitió a nuestras chicas maquillar algo el resultado, pero el encuentro estaba sentenciado y así el cuarto y último set cayó del lado rival por un claro 25-17 y un marcador definitivo de 3 sets a 1 a favor de la selección de Bulgaria.

La sensación que deja el partido es negativa ya que el gran juego desplegado ante Rusia hacía pensar en algo más por parte de España. La derrota ante una muy buena selección como la búlgara era algo que entraba en el guión, pero la mala imagen que se dio con un juego muy lejos del mejor nivel de las nuestras deja una sensación decepcionante en el espectador. Pese a todo, no hay que olvidar que nuestras chicas están viviendo un acontecimiento histórico al haber situado a nuestra selección en la segunda fase del campeonato por primera vez en la historia. El jueves llega la última ocasión de reivindicarse con una victoria ante la selección de Bélgica. Esperemos que nuestras chicas den su mejor nivel para poder despedirse de la competición con el gran sabor de boca que ellas se merecen.

Vía | RFEVB

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *