9 abril 2012 Fútbol

El Celtic se proclama campeón de liga tras ganar a domicilio al Kilmarnock, y no hay nada mejor que hacerlo tras golear por 6-0. De este modo, acaban con su sequía y con la racha de tres años consecutivos del Glasgow Rangers ganando la liga.

Los de Neil Lennon, que logra su primer título con el Celtic, comenzaron con una ventaja inicial en la liga sobre su rival directo, los Rangers, ya que debido a sus deudas económicas, la entidad de la liga sancionó al club con -10 puntos. Así, los Bhoys, a 21 puntos del segundo clasificado, logran el título de liga en la 33ª jornada.

Al Celtic le bastaba el empate para proclamarse campeón, pero aun así no fueron conformistas. Los hoops tenían clavada una espina tras la derrota en la final de la Copa de la Liga por parte del Kilmarnock y querían sacársela. Y así fue, dos dobletes de Gary Hooper y Charlie Mulgrew y otros dos tantos de Glenn Loovens y Joe Ledley aplastaron al séptimo clasificado.

La primera mitad estuvo marcada por el vendaval de los locales, que no daba tregua al rival. Tras la reanudación el ritmo bajó considerablemente, ya que la victoria, y con ella y el título de liga, estaba asegurado, pero a pesar esa reducción de insistencia volvieron a anotar hasta en dos ocasiones más.

El próximo encuentro que disputará el Celtic en casa será frente al eterno rival, los Rangers, que no verán como le entregan el trofeo de liga, ya que para evitar crear tensión y conflictos se ha decidido no entregárselo en esta ocasión, así que tendrá que esperar a otra jornada.

Vía | Marca

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *