23 noviembre 2017 Fútbol

El Real Madrid goleó al Apoel para asegurarse el pase a octavos de final en la Champions League

Tras la cuarta jornada de la Champions League, os contamos que había cuatro equipos ya clasificados matemáticamente para los octavos de final: Tottenham, Manchester City, Paris Saint Germain y Bayern Munich. Ahora, tras la quinta jornada, se han unido otros cuatro, entre ellos el Barça y el Real Madrid.

El conjunto azulgrana no pasó del empate sin goles en Turín ante la Juventus. Pero con eso le bastaba y les sobraba a los de Ernesto Valverde para, por un lado, asegurarse la clasificación matemática para los octavos de final, y por otro lado, para asegurarse la primera plaza de su grupo.

El Real Madrid, por su parte, venció en casa del Apoel Nicosia con una brutal goleada: 0-6, con dobletes de Benzema y Cristiano Ronaldo. Estos tres puntos logrados en Chipre meten ya al conjunto de Zidane en octavos, pero la victoria del Tottenham sobre el Borussia Dortmund en el otro encuentro dio a los ingleses la primera plaza del grupo, por lo que el Real Madrid sólo podrá ser segundo.

Los otros equipos que aseguraron su pase a los octavos de final tras esta quinta jornada fueron el Chelsea y el Besiktas. Los ingleses lo hicieron goleando al modesto Qarabag a domicilio, 0-4, mientras que los turcos lo hicieron pese a no pasar del empate ante el Oporto, y además tienen asegurada la primera plaza de su grupo.

Sevilla y Atlético de Madrid, para la última jornada

El Atlético de Madrid, en situación difícil, salvó el primer match ball ganando por 2-0 a la Roma, en la que es la primera victoria en Champions de los rojiblancos en su nuevo estadio. Con el tercer puesto al menos ya asegurado, el Atlético necesita ganar en Londres al Chelsea y un milagro del Qarabag, que debería sacar al menos un empate de su visita al Olímpico de Roma.

El Sevilla, por su parte, protagonizó una machada ante el Liverpool. Se fue perdiendo al descanso por 0-3 y terminó el encuentro igualando ese tanteo, con un gol de Pizarro ya en el tiempo de descuento. El conjunto que dirige el Toto Berizzo tan sólo necesita un empate en casa del Maribor para pasar a los octavos de final, e incluso perdiendo con que el Spartak no le gane al Liverpool les valdría.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *