26 febrero 2014 Ciclismo

Sinkewitz ha sido sancionado 8 años por dopaje

La mayor sanción por dopaje a la que se puede enfrentar un ciclista es de dos años, siempre y cuando sea su primera vez. Porque si hablamos de reincidencia, puede darse el caso de que el culpable reciba una sanción de por vida, como vimos recientemente en el caso de Danilo Di Luca, o una sanción lo suficientemente larga como para acabar con su carrera deportiva, como el caso de Patrick Sinkewitz.

El ciclista alemán era protagonista hace unos días en una carrera italiana, el Trofeo Laigueglia, donde mostró su enfado tras ser batido al sprint por el colombiano José Serpa (Lampre), después de que éste no le diera un solo relevo. Y días más tarde, se conocía la resolución del TAS sobre su caso de dopaje, que se esperaba desde 2011, resolución que no ha podido ser peor para los intereses del ciclista.

Y es que Sinkewitz va a ser finalmente sancionado, y por un periodo de ocho años nada menos. Teniendo en cuenta que el ciclista alemán ya tiene 33 años, podemos dar su carrera deportiva prácticamente por terminada. Exonerado por la justicia de su país en su momento (por eso podía correr todavía), se da el caso curioso de que Sinkewitz se convierte en el primer positivo por hormona de crecimiento en toda la historia del ciclismo.

El primer positivo de Sinkewitz, por el que ya cumplió sanción, fue en el Tour de Francia de 2007, por testosterona. Sinkewitz no cumplió al completo los dos años de sanción, sino uno, pues se le redujo por buena conducta y por colaborar con la agencia antidopaje. Y es que Sinkewitz largó de lo lindo, y habló sobre las prácticas de dopaje que había en los equipos profesionales en los que estuvo, el Mapei y el T-Mobile o Telekom alemán.

Hay quien que piensa que, por aquello de que rompió la famosa omertá ciclista, a su regreso tras cumplir su sanción no encontró hueco en ningún equipo de nivel, y tuvo que deambular por equipos de segunda fila como el Meridiana Kamen croata, en el que estaba actualmente. Esto es una muestra de que, en el ciclismo, el dopaje no es el único de los problemas.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *