20 junio 2017 Fútbol

La Eurocopa sub 21 2017 se jugará en Polonia a partir del 16 de junio

La Eurocopa sub 21 de 2017 ya está en juego y en Polonia ya hemos visto a algunos de los grandes jugadores que están participando en este torneo. Valgan como ejemplo el alemán Gnabry, el italiano Donnarumma, el portugués Renato Sanches o los españoles Marco Asensio o Saúl Ñíguez.

A todos estos, y a muchos más, los conocemos bien, pero a otros no tanto aunque ya los siguen de cerca equipos importante, o acaban de fichar por ellos. Es el caso de estos cinco jugadores, cinco chicos jóvenes que si siguen su trayectoria pronto darán mucho que hablar en el fútbol europeo, aunque ahora no sean tan conocidos para el gran público futbolero.

Patrik Schick (República Checa)

Schick es un delantero checo de la Sampdoria

Patrik Schick es un futbolista checo nacido en Praga hace 21 años. Formó parte de la cantera del principal equipo de la ciudad y el país, el Sparta, pero destacó por primera vez en su cesión al Bohemians, donde fue señalado como el jugador revelación de la liga checa. De ahí a la Sampdoria, donde ha tenido un buen estreno en Serie A con 11 goles.

Esto ha hecho que pongan sus ojos en él equipos de más renombre en Italia como Juve o Inter o también de la Premier, como el Chelsea. Pero a pesar de sus cifras goleadores y de su corpulencia (1’87 metros de altura), Schick no es un delantero centro al uso, sino un jugador al que le gusta participar del juego, asociarse y generar.

Laszlo Benes (Eslovaquia)

Benes es el mayor talento del fútbol de Eslovaquia

A Laszlo Benes lo llaman “el nuevo Hamsik”, lógicamente para empezar porque es de Eslovaquia y porque desempeña en el mismo puesto que el jugador estrella de este país. A sus 19 años, Benes es uno de esos centrocampistas ofensivos que gustan de acaparar todo el juego en sus botas, con regate y pase, además de ejecutar las acciones a balón parado.

La carrera de Benes se desarrolló en las inferiores del equipo de su ciudad, Dunajska Streda, y su debut profesional se produjo en el Gyor de Hungría. De ahí al Zilina, el equipo más importante de Eslovaquia ahora, y de ahí al Borussia Monchengladbach alemán, donde no ha jugado mucho aunque tiene contrato para largo, cuatro años más.

Andrija Zivkovic (Serbia)

El serbio Zivkovic es uno de los jugadores a seguir en la Eurocopa sub 21

Andreja Zivkovic debutó con 16 años con el Partizán de Belgrado, no tardaría mucho en convertirse en capitán del equipo y tampoco mucho más en convertirse en el jugador más joven en debutar con la selección absoluta de Serbia, aunque ha seguido jugando en las inferiores, por ejemplo liderando a la sub 20 que ganó el Mundial en 2015.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid fueron dos de los equipos que se interesaron por el jugador, pero la perla bosnia ha acabado en Lisboa jugando para el Benfica. El Messi serbio todavía no ha demostrado en Portugal todo lo que se espera de él, pero seguro que en esta Euro sub 21 este extremo deja muchos detalles para la galería.

Maximiliam Philipp (Alemania)

Philip es un joven alemán recién fichado por el Borussia

Alemania es una de las selecciones con más talento en esta Euro sub 21. A uno los conocemos más y a otros menos, como es el caso de Maximiliam Philipp, un jugador cuya primera gran carta de presentación, para aquellos que no sigan de cerca la Bundesliga, ha sido su fichaje por el Borussia Dortmund, que ha pagado por él 20 millones de euros.

Philipp ha sido uno de los jugadores más importantes del Friburgo, marcando nueve goles. Pero ojo porque este futbolista de 23 años no es delantero, sino un centrocampista ofensivo capaz de desenvuelve en todo el frente de ataque. A Bosz, el nuevo técnico borusser, le vendrá bien tener varias alternativas en sólo un jugador.

Domenico Berardi (Italia)

Berardi es uno de los jugadores a seguir en Italia

Más de 17 millones de euros pagó en su día el Sassuolo por Domenico Berardi a una Juventus que probablemente pagará mucho más de esa cifra para recuperar a este jugador. Berardi, nacido en Calabria, se había formado en el Sassuolo y sus destacadas actuaciones a su temprana edad despertó el interés de una Juve que lo compró, lo cedió y lo vendió.

Con 22 años, a este zurdo le ha dado tiempo de ser el mejor jugador de la Serie B y no notar para nada el cambio de jugar en la Serie A. No es un delantero centro al uso y aún así ha demostrado que tiene gol, con una evolución constante, añadiendo nuevas virtudes como los lanzamientos de falta, que las lesiones han frenado un poco este año.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *