24 noviembre 2008 Tenis

argentinos_davis.jpg
En una muestra de carácter,
de clase y de cojones,
los españoles demostraron,
porque hablan de sus calzones.

Dirigidos magistralmente,
por un gran capitán,
que desde el primer momento,
pasó presión al rival.

Los argentinos festejaban,
muchos antes de jugar,
confiados en su equipo,
y en la ausencia de Nadal.

Cambiaron escenario y pista,
presionaron desde las gradas,
cortaron la luz y el agua,
e hicieron otras chorradas.

Pero a la larga se vio que,
Dios no quiere cosas chanchas,
y que todos los partidos,
se definen en la cancha,

Feliciano fue un gigante,
y Fernando nos sorprendió,
logrando ese cuarto punto,
que toda España celebró.

Una grada enmudecida,
observó asombrada,
festejar a una armada,
humilde y esforzada.

Y el bocaza de Del Potro,
y muchos otros compatriotas,
aprendieron este día,
lo que es tener pelotas,

Pues ante diez mil personas,
abucheos y presiones ,
los nuestro demostraron,
que tienen en los calzones.

La confianza mató al gato,
la soberbia a la Argentina,
y desde hoy la ensaladera
engalana nuestra vitrina

Y un consejo en el final
para el pueblo argentino
Si Queréis ensaladera
compradla en un comercio chino

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Nadal y Federer retoman su lucha en Doha 1 diciembre 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *