30 junio 2015 Fútbol

Los goles de Vargas han metido a Chile en la final de la Copa América 2015

Chile tenía puestas muchas esperanzas en esta Copa América, no sólo por jugar en casa sino también por contar con un gran grupo de jugadores y un gran entrenador al frente de éstos. Y por lo pronto, ya están en la gran final, algo que no conseguían desde 1987, algo que no consiguieron en 1991, la última vez que el torneo se jugó en el país andino.

Chile derrotó a Perú, una selección que por segunda vez consecutiva se queda a las puertas de la final. El partido finalizó con un marcador de 2-1, pero la jugada clave no estuvo entre los goles sino en la expulsión del zaguero Carlos Zambrano en el minuto 20 de partido. Calentado por Vidal en una acción previa, el defensa peruano se ganó la roja y castigó a su equipo.

Y es que Perú había comenzado muy bien el partido, mejor que Chile además, que no encontraba como salir con el balón controlado y en ventaja de la presión de los jugadores de la franjirroja. La mejor ocasión del partido, once contra once, la firmó Farfán, con un remate de cabeza que repelió el poste derecho del marco que defendía Claudio Bravo, a centro de Guerrero.

Pero llegó la expulsión y Perú se descompuso. El partido se volcó hacia su portería y empezó a verse que simplemente era cuestión de tiempo que llegará el gol. Llegó en el minuto 42, con fortuna y con polémica. Lo metió Vargas de chiripa, encontrándose la pelota y rematado tan mal que despistó a todos, pero el ariete chileno estaba en fuera de juego.

El árbitro no anuló éste y, sin embargo, sí le anuló uno legal al propio Vargas, y esta vez con un remate muy bonito de volea, ya en la segunda mitad. Sampaoli arengó a los suyos a que buscaran el segundo, pero lo que llegó fue el empate, un autogol de Gary Medel al cortar hacia su propia meta un centro de Advíncula que se disponía a rematar Carrillo.

Pero la igualdad duró poco, de nuevo gracias a Eduardo Vargas. Con un disparo tremendo desde fuera del área, el chileno establecía el 2-1 apenas cuatro minutos después del gol de Perú. Una Perú que apostó ya al todo o nada y que regaló un final apasionante que su hinchada seguramente agradeció. Perder así, aunque fuera ante su gran rival en Sudamérica, seguro que les fue menos doloroso.

Vía | CA 2015

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *