6 julio 2016 Fútbol

Gerardo Martino deja la selección argentina

Los grandes torneos de fútbol siempre se cobran el puesto de varios seleccionadores. Ya saben, lo del cambio de ciclo y tal. La Copa América Centenario no ha sido para menos, y de las dieciséis selecciones que participaron, en cuatro de ellas ha habido cambio de seleccionador.

18 meses es lo que ha durado Ramón Díaz al frente de Paraguay”

El primero en decir adiós fue Ramón Díaz, tras la eliminación del combinado que dirigía, Paraguay. El argentino presentó su dimisión irrevocable después de que los guaraníes cayeran en la primera fase, poniendo fin a un periplo de 18 meses que no parecían tan malos, teniendo en cuenta que el año pasado Paraguay alcanzó las semifinales de la Copa América.

Mientras Paraguay encuentra y no un nuevo seleccionador, Ramón Díaz parece que ya ha atado su futuro más cercano. Y es que se habla de que el Pelado podría aterrizar en los Emiratos Árabes Unidos para dirigir a un equipo de ese país.

La siguiente víctima que se cobró la fase de grupos fue Dunga. La eliminación tan temprana de Brasil, aunque fuera por un gol ilegal de Perú, fue un palo indigerible y suficiente motivo para despedir de nuevo a Dunga. La segunda etapa del ex capitán no ha sido solución a la crisis que afecta al seleccionado brasileño, pues de trece partidos oficiales su saldo de victorias es de sólo cinco.

Tite toma el mando de Brasil después de triunfar con el Corinthians

La federación brasileña eligió rápido al nuevo seleccionador: Tité, entrenador del Corinthians. De 55 años, está actualmente considerado como el mejor entrenador del país y ya sonaba para la selección tras el 7-1 ante Alemania en las semis del Mundial 2014. Tomará el mando del equipo después de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que Rogerio Micale será el seleccionador.

Bolivia fue otra de las selecciones que cayó en la fase de grupos. En su caso era de esperar que así fuera pero la imagen tan lamentable del equipo, cayendo incluso ante una Panamá que se presuponía el rival más débil, fue suficiente motivo para acabar con el periplo de Julio César Baldivieso al frente de la selección boliviana.

En los últimos años, pocos banquillos son tan inestables como el de la selección de Bolivia

Ni un año siquiera ha estado Baldivieso como seleccionador de su país, y en cierto modo es comprensible la medida ya que sólo ha logrado ganar un partido oficial en este tiempo. Para su sustituto, la federación se lo va a tomar con paciencia y no es para menos, visto su historial de los últimos años y el poco acierto que han tenido.

Por último, Gerardo Martino también iba a perder su puesto al frente de Argentina. O mejor dicho, lo iba a dejar él, ya que el Tata decidió presentar su renuncia. Más que haber perdido, otra vez, la final ante Chile, o que le haya pesado el que Leo Messi anunciara su intención de no seguir vistiendo más la albiceleste, lo que argumenta Martino es la crisis por la que atraviesa la AFA.

La institución que dirige los designios del fútbol argentino es ahora mismo un polvorín con vistas a la cita olímpica. Martino se ha encontrado con la negativa de clubes, tanto de fuera como de Argentina, de ceder sus futbolistas, ante una AFA que, descabezada y pasando por una situación económica difícil, no está haciendo lo que se espera que haga.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *