8 enero 2014 Fútbol

Valencia y Atlético pelearon cada balón con mucha intensidad

El martes comenzaban los partidos de ida de los octavos de final de la Copa del Rey 2013-2014, y lo hacía con un único encuentro, el que medía en Mestalla al Valencia y al Atlético de Madrid. El partido, que ha terminado con un marcador de empate a 1, ha sido un choque lleno de intensidad y en que los porteros han sido los protagonistas, uno por sus aciertos y otro por un fallo.

Porque el marcador ha sido el que ha sido gracias a los dos porteros. Si Vicente Guaita no hubiera fallado, difícil que el Atlético de Madrid hiciera gol. En cambio, si Thibaut Courtois no hubiera realizado tantas paradas de mérito, el Valencia habría logrado más de un gol y se hubiera llevado al Vicente Calderón un resultado mejor del que se lleva ahora.

Ha sido un partido intenso, muy intenso, en el que los equipos no han perdido el orden y en el que las defensas siempre se han impuesto a los delanteros. A pesar de que no ha habido muchas ocasiones, no ha sido un partido ni mucho menos aburrido. Al contrario, Valencia y Atlético han conseguido pegarnos a la silla peleando desde el minuto 1 cada balón como si estuviéramos en el último minuto.

El Valencia fue el equipo que tuvo más posesión, aunque esta fue indolente en la primera mitad. Es más, la mejor ocasión durante el primer periodo la tuvo el Atlético, pero Guaita desvió con acierto el disparo de Raúl García. En la segunda mitad, el dominio del Valencia no fue tan claro, pero sin embargo las ocasiones fueron suyas. A los pocos minutos de comenzar, ya Courtois salvaba la primera, tras un disparo de Bernat.

El Atlético, que apenas combinaba, sólo podía marcar a balón parado, y así iba a llegar el gol. Gabi botó un saque de esquina, Guaita pifió en el despeje y Raúl García marcaba a placer con la testa. Gol con suspense porque el linier señaló en primera instancia fuera de juego y Clos Gómez tuvo que corregirle. El gol del navarro era totalmente legal.

Con el 0-1 en contra, el Valencia puso todo de su parte en busca del gol del empate. Courtois evitó hasta en tres ocasiones que llegara, pero nada pudo hacer en el tiempo de descuento para evitar el gol de Postiga. El portugués, desaparecido y hasta pitado por Mestalla, aprovechaba un remate en semifallo de Feghouli para establecer la igualada, y así dejar en el aire una eliminatoria que, en la ida, ha respondido a las expectativas.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 enero 2014
  2. Copa del Rey 2013-2014: Racing y Atlético, a cuartos de final 15 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *