13 junio 2008 Eurocopa, Fútbol, Noticias, Opinión

croacia.jpg
La selección croata había vencido en su primer partido a los anfitriones austríacos por 1-0 pero había dejado dudas acerca de su potencial, pasándolo mal en la segunda mitad de ese encuentro. Ahora les esperaba una potente Alemania que había vencido fiel a su estilo a Polonia por 2-0.

Los imprevisibles jugadores croatas disiparon todas las dudas planteadas y no sólo vencieron a los favoritos germanos, además lo hicieron merecidamente dando una lección de fútbol. Sólo el gol de Podolski cerca del final del partido le dio emoción al encuentro y planteó la opción del empate más por el nombre de Alemania que por verdaderas opciones de conseguirlo. Incluso se puede decir que Croacia mereció una victoria más amplia.

Hasta el momento esta Eurocopa está premiando el buen fútbol venciendo, casi siempre, las selecciones que despliegan un mejor juego, como fue en este caso. Como ocurre en casi todas las victorias ésta se fraguó en el centro del campo, en esa zona los croatas fueron muy superiores dominando el partido con su calidad técnica, que pudo en todo momento con la fuerza alemana.

Merece destacarse la actuación de Modric (sin olvidarse del resto de compañeros como Kovac, Srna o Kranjcar), el centrocampista croata del Tottenham manejó el partido a su antojo, moviendo los hilos de una selección que rayó a gran altura sin que ningún jugador alemán consiguiera frenarlo. Si sigue dando este rendimiento puede ser una de las figuras de esta Eurocopa.

Por su parte los alemanes defraudaron. En ningún momento del partido se encontraron cómodos quedándose sin argumentos para contrarrestar el buen juego de los balcánicos. Su, a priori, poderoso ataque con Ballack, Klose y Mario Gómez no está fino, como lo demuestra el dato de que en dos partidos han sido incapaces de marcar. Sólo Lukas Podolski está cumpliendo con creces anotando todos los goles de la selección alemana en esta Eurocopa. Si además le añadimos la pobre actuación del portero Lehman que regaló el segundo gol nos da como resultado una Alemania en dificultades que tendrá que certificar su clasificación en el último partido ante Austria, una selección que ayer se enganchó al tren de la Eurocopa en el descuento de su partido ante Polonia.

Para mi Croacia es una selección imprevisible, capaz de lo mejor y de lo peor, si mantiene el nivel de concentración y buen juego mostrado ante Alemania puede ser la nueva Grecia de esta Eurocopa. Desde luego que tienen más fútbol que el que demostraron los griegos en Portugal.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *