14 abril 2016 Fútbol

El Atlético Baleares ganó la Copa Federación de 2016

El fútbol modesto no ocupa primeras planas, pero hoy queremos darle su espacio al Rayo Majadahonda y al Atlético Baleares, dos equipos de Segunda División B que han estado luchando esta temporada por conseguir la Copa Federación. Con esto, no sólo se consigue un título oficial, sino también un premio económico que en estos clubes supone una importante ayuda.

El Atlético Baleares hizo valer su papel de favorito para llevarse la Copa Federación

La final de este torneo que sólo disputan equipos que no han entrado en Copa del Rey se jugó a doble partido. En la ida, en tierras madrileñas, el marcador fue de empate a 2 y en la isla balear, el conjunto local se impuso por 1-0 y así se quedó con el título. Desde el principio, el Atlético Baleares era el favorito y así lo ha hecho notar, ante un Rayo que lucha por la permanencia en su categoría.

Nacido en la década de los cuarenta, el Atlético Baleares es heredero de otros clubes de la ciudad como el Mecánico FC, el Mallorca FC y el Baleares FC. A la sombra del primer equipo de la isla, el Real Club Deportivo Mallorca, siempre ha existido entre ambos una rivalidad que, en los últimos tiempos, ha sido de índole más social que deportiva: los bermellones eran el equipo rico y los blanquiazules el equipo pobre.

Pobre, hasta estar a punto de tocar fondo en varias ocasiones a lo largo de su historia, incluso de la historia reciente. En 2005, el equipo acabó en categoría regional y al borde de la desaparición, pero resurgió con un nuevo y ambicioso proyecto en el que incluso se planteaban la posibilidad de ascender a la Segunda División. De hecho, el club se convirtió en SAD, adelantándose al momento en que fuera necesario.

Como muchos otros clubes modestos, el Atlético Baleares ha esquivado la desaparición en varias ocasiones

Pero una vez más, el club se precipitó hacia la debacle económica teniendo incluso que entrar en concurso de acreedores. Un empresario alemán, Ingo Volckmann, se hacía entonces con la mayoría de las acciones y pasaba a tomar el control del Atlético Baleares. Era verano de 2014. Poco después, la institución finalizaba su situación de concurso y parece que la estabilidad ha vuelto. Y que dure, dicen los aficionados.

De la mano de Volckmann llegó un alemán al banquillo, Christian Ziege. Muchos recordarán a aquel lateral izquierdo de largo recorrido que jugó en equipos como el Bayern Munich o el AC Milan. Pues Ziege desde diciembre de 2015 dirige a un equipo de la Segunda División española, un jugador que ha ganado títulos en Alemania, Italia e Inglaterra y que fue campeón de Europa en 1996 con la selección de su país.

Curiosa historia la de Ziege y curiosa historia la de este Atlético Baleares, un club que ni siquiera puede jugar en su campo habitual, cerrado por riesgo de derrumbe desde hace años. El sueño de volver a Segunda División, categoría que no pisan desde 1963, se escapa para esta temporada 2015-2016, pero no cabe duda que lo volverán a intentar con fuerza e ilusión para el próximo curso.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *