17 enero 2010 Dakar, Deportistas

MarcComa

Acabó el Dakar 2010 en las pistas de arena y piedras y llega el momento de las reflexiones. Al comienzo del rally, Marc Coma era sin lugar a dudas la gran esperanza española para conseguir el triunfo en la categoría de motos. El español llegaba a Buenos Aires con la vitola de campeón pero los problemas que ha tenido y las sanciones recibidas le han hecho acabar en el puesto 15 a más de 6 horas del vencedor, el francés Cyril Despres.

A pesar de los problemas, Coma se ha hecho con la victoria en cuatro etapas. El rally empezó mal para él desde pronto, con una sanción de 22 minutos por exceso de velocidad y problemas con sus neumáticos que le alejaron a muchos minutos del liderato. Sin embargo, el mayor jarro de agua fría para el de KTM llegó en la etapa de descanso tras recibir una sanción de 6 horas por un supuesto cambio de neumático. El español ha defendido su inocencia en todo momento pero este es un incidente que sigue sin aclarar y que parece que la organización no ha tenido mucha intención de seguir investigando y que nos dejará a buen seguro más capítulos.

En la siguiente entrevista, Marc Coma analiza sus impresiones a la finalización de la prueba:

¿Cómo esperabais este año que sería el Dakar, y qué os habéis encontrado realmente?

“Esperábamos una carrera dura, más completa que la del año pasado, pero lo que no preveíamos era tener tantos problemas, ya desde el primer día. Primero una penalización, luego la caída de Jordi Viladoms, los problemas con el mousse de los neumáticos… En todo momento hemos tenido que correr a contracorriente, porque sinceramente, desde el primer día parecía que iban un poco a por nosotros”.

¿El Dakar necesita regresar a África ya mismo?

“No lo sé. Ahora mismo acabamos de terminar y lo que hemos intentado en todo momento ha sido aislarnos de lo que es ajeno a nuestro día a día, así que sinceramente, no me lo he planteado”.

¿Cómo explicas la gran diferencia que hay, desde los últimos años, entre Després y tú, respecto al resto de competidores?

“No te lo sabría decir. Es una situación extraña, porque hay pilotos de un grandísimo nivel, pero sí que hay una diferencia, y no sabría explicarla”.

¿Puedes hacernos un resumen de lo que fue la carrera en los inicios, desde que salisteis de Buenos Aires, te penalizaron por exceso de velocidad, luego tuviste que esperar a que te dejaran una rueda trasera y hasta que conociste que te iban a penalizar?

“Ha sido una primera semana para olvidar, en una dinámica que parecía que fuesen a por nosotros. Está claro que el primer día me pasé de velocidad en un radar y no tengo ninguna queja al respecto, pero no deja de ser cierto que siempre había habido cierta tolerancia los primeros días. En cambio, nosotros ya tuvimos que empezar a contracorriente. Luego, el accidente de Viladoms, el problema con el mousse, la caída de Luca Manca, y la penalización. En todo momento hemos tenido que remontar la situación, hasta que llegó un punto que tuvimos incluso que aislarnos de lo que sucedía fuera de la carrera, porque fue una primera semana de esas que te la cuentan y no te lo crees”.

Que tu compañero Jordi Viladoms se quedara fuera tan pronto, y que Kniuman estuviese bastante retrasado como para poder ayudarte, no ayudó precisamente…

“Está claro que no. Creo sinceramente que teníamos un equipo muy bien formado, pero quedarnos tan pronto sin Viladoms en carrera dejó al equipo muy cojo. La estrategia estaba pensada para tener a Jordi cerca, y Kniuman por detrás, y sin este escalón intermedio, el apoyo lo tuve mucho más retrasado de lo inicialmente previsto”.

¿Qué sucedió realmente ese viernes 8 de enero, en la etapa Iquique-Antofagasta?

“Fue una situación muy extraña. Era una etapa larga, con una neutralización en la mitad, así que la primera parte fui muy poco a poco. En la neutralización me paré a hacer mis necesidades y entonces hubo gente que se fijó en mi rueda, diciendo que estaba demasiado bien. Nosotros intentamos demostrar matemáticamente que no había ninguna irregularidad, pidiendo una medición de los tacos, pero luego no lo han querido hacer”.

¿Y cuando te llegaron noticias en el vivac de lo que estaba sucediendo en Dirección de Carrera, qué fue lo primero que te pasó por la mente?

“A mí nada, yo estaba muy tranquilo porque sabía que no había cambiado la rueda y por mucho que dijeran, yo estaba tranquilo. Cuando vi que Dirección de Carrera se reunía empecé a preocuparme un poco, pero tuvimos una reunión en la que di mis explicaciones, y me fui a dormir muy tranquilo, porque dijeron que medirían los tacos para comprobarlo. Curiosamente, después dijeron que no los podían medir”.

Antes de la carrera se hablaba de la nueva situación con las 450 y la limitación de las motos de cilindrada superior. ¿Cómo has visto esa situación, crees que han existido grandes diferencias mecánicas al final?

“Desde luego, porque llevar la brida nos ha afectado mucho. En condiciones de mucho calor y arena, la moto no funcionaba correctamente, y estábamos muy limitados. Incluso esa fue la causa del accidente de Jordi [Viladoms]”.

Y ahora, ¿cuáles son los planes de Marc Coma a partir de tu regreso a España?

“Descansar. Desconectar todo lo posible y reflexionar sobre todo lo que ha sucedido”.

Vía | Repsol

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 enero 2010
  2. Resumen de actualidad en el mundo de la competición 18 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *