10 junio 2008 Eurocopa, Fútbol, Noticias, Opinión

hol_ita.bmp
Se estreno el grupo C, el de la muerte, y si que lo es. Por la tarde casi nos mata de aburrimiento el partido entre Francia y Rumanía que acabó con empate a cero. Y por la noche casi nos mata de alegría futbolística el encuentro entre Holanda e Italia, 3-0 para los tulipanes.

Bueno, quizás he exagerado algo y el partido entre italianos y holandeses ha sido bueno, pero tampoco fue para morirse de un ataque de sobredosos futbolístico. Donde no he exagerado nada ha sido en el aburrimiento de la tarde. Rumanos y franceses han ofrecido un bodrio de partido que, quizás, se les pueda perdonar a los rumanos, que al fin y al cabo partían como comparsas en un grupo terrible. Lo que no tiene perdón es el paupérrimo ¿juego? de los subcampeones del mundo, ¡qué mal quedan los que acabaron por debajo de ellos en el pasado Mundial!.

Un equipo con jugadores de ataque como los que tiene Francia: Ribery, Malouda, Benzema, Anelka o Henry (aunque este último no jugó) no puede de ninguna manera ofrecer tan poco. Fueron incapaces de hilar una jugada que pudiera romper la férrea defensa rumana, parece que el talento en el campo se fue con Zinedine Zidane, una lástima.

Por su parte Rumanía se dedicó a defender durante casi todo el partido, buscando con muy poca fe alguna acción ofensiva que le pudiera hacer ganar el partido. Visto fríamente el punto ante los franceses es bueno, pero con que no pongan algo más en ataque en los próximos partidos no creemos que su esfuerzo y corrección defensiva les alcance para pasar a cuartos de final.

Menos mal que este pésimo sabor de boca se nos fue con el otro partido del grupo. Holanda e Italia brindaron un buen espectáculo que finalizó con un holgado, para mi excesivo, triunfo por 3-0 para los naranjas. Su victoria fue justa pero Italia tampoco mereció tanto castigo. Muchos dirán que va por otras veces, muchas veces, que ganaron sin haberlo merecido, y varias veces también de forma muy contundente.

El medio campo holandes fue muy superior al italiano, Sneijder y Van der Vaart se hartaron a jugar y a partir de ellos todo el equipo funcionó a la perfección. Desde un magnífico Van der Saar, menudo balón de gol que le sacó a Pirlo justo antes de anotar el 3-0 (si Italia se pone 2-1 en el minuto 79 el partido se pondría al rojo vivo). No fue así, como tampoco lo fue cuando Gio, el ex barcelonista, sacó un balón de debajo de los palos cuando los italianos cantaban el empate y en esa misma jugada, después de un primoroso contraataque, Sneijder puso el 2-0. Son pequeños detalles que evidencian que muchas veces el rumbo de un partido cambia de un extremo a otro en lo que se tarde en recorrer 100 metros. Y tampoco conviene olvidar que el primer gol de los holandeses era fuera de juego del goleador Van Nistelrooy. Por cierto, el árbitro sueco se hizo el idem muchas veces durante todo el partido, no pitando un penalti a Van Nistelrooy cuando fue desequilibrado por Buffon lo justo para que no marcara, pero como no se tiró no lo pitó. Si hay falta hay que pitarla aunque el jugador intente seguir, ¿no decimos que no se deben tirar los jugadores?, pues esto provoca que los jugadores acaben haciéndolo.

Todo ello no quita ningún mérito a la victoria holandesa, que han jugado con orden, disciplina, rapidez y creatividad. Un cóctel explosivo que ha dejado tocada a Italia, recordemos que es la actual campeona del mundo. Seguro que no arrojarán la toalla y sacarán lo mejor de si mismos en los próximos partidos, ahora ya no les vale especular. Y si Holanda sigue en esta línea que tienen marcada hace muchísimos años seguro que nos vamos a divertir en este grupo C, con el permiso de Francia y Rumanía, claro.

Comentarios

2 comentarios
  • La verdad es que el partidito de Francia y Rumanía fue un horror. Demasiado miedo a perder y poco riesgo. Pero en cambio fue una alegría el partido de Holanda e Italia. Parecía mentira encontrar a dos equipos jugando de verdad al fútbol. Holanda fue un ejemplo de efectividad, llegar y dentro. A los italianos la verdad es que no les salió nada. Yo creo que el palo ha sido peor por la falta de costumbre, le dieron de su propia medicina. Estoy de acuerdo en que, tras la visto en el campo y lo que lo intentó Italia, el castigo fue excesivo.

  • La verdad que ayer los italianos se llevaron un buen correctivo. Aunque no tuvieron su día, me daría miedo que pasaran y le tocaran a España en cuartos.

Enlaces y trackbacks

  1. Una gran Rusia entra en semifinales a costa de Holanda 22 junio 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *