19 junio 2015 Fútbol

Los Samus del Málaga  jugarán en el Villarreal

Se van a cumplir cinco años de la llegada de Al Thani al Málaga Club de Fútbol, y los aficionados de este equipo hace ya mucho que no sueñan con los petrodólares. El tiempo ha ido poniendo poco a poco las cosas en su lugar y los malaguistas ya aparcaron el sueño de ver en La Rosaleda a un equipo plagado de estrellas, ni siquiera pueden retener a sus jugadores más importantes.

Y es que el plantel de jugadores con el que contará Gracia (si sigue en el banquillo) para la próxima temporada será bastante diferente al que ha tenido durante este último año futbolístico. Se viene desbandada y la afición, mayoritariamente, se encuentra cada vez más desencantada con esta situación, máxime cuando los jugadores que se van son gente de la casa.

El primero en salir fue Juanmi, delantero de 24 años que esta temporada se asentaba definitivamente en el primer equipo malaguista, hasta el punto de ser llamado por Del Bosque y debutar con la selección absoluta. El jugador de Coín se marcha a la Premier League para jugar en el Southampton, que ha pagado la cláusula de rescisión, fijada en siete millones de euros.

Después de Juanmi se ha traspasado a los Samus, o sea, Samu Castillejo y Samuel García. Los dos jugadores de banda, uno zurdo y otro diestro, que tanto han destacado este año se marchan juntos al Villarreal, firmando un contrato para los próximos cuatro años. Por los dos jugadores, que llegaron y posaron juntos con su nueva camiseta, el equipo groguet pagará alrededor de 16 millones de euros.

Y no por necesarias y esperadas estas salidas, la afición se ha quedado contenta. Más teniendo en cuenta que la cosa no acaba ahí y puede haber más. En la rampa de salida también está Sergi Darder, canterano del Espanyol pero que también dio el salto al primer equipo desde el Atlético Malagueño. Portillo, que se quedará en el Betis, los cedidos que regresan a sus equipos y otras posibles salidas, como la de Sergio Sánchez, también hay que reseñarlas.

Así pues, hay desbandada en toda regla en el conjunto malaguista, que el año que viene contará con una plantilla muy lejana de la que se cabría esperar hace cinco años cuando aterrizó Al Thani con las maletas cargadas de promesas. Se espera un verano calentito en Málaga, pues el club tendrá que moverse bien en el mercado para incorporar jugadores no sólo válidos para el proyecto, sino que apaguen fuegos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *