22 abril 2009 Baloncesto, Deportistas

mutombo.jpg

Tras dieciocho años de carrera, en la que ha disputado más de 1000 partidos, el congoleño de larguísimo nombre Dikembe Mutombo (etc etc etc …) decidió en la noche de ayer poner fin a su vida deportiva tras la disputa del partido entre Rockets y Blazers, encuentro que no llegó a terminar ya que se retiró lesionado.

El hombre más veterano de la liga, con 42 años, disputaba un rebote contra Greg Oden, un pivot que podría ser su hijo, cuando se torció la rodilla izquierda, y tuvo que marcharse del partido. Las exploraciones médicas realizadas al jugador revelaban que la lesión le impediría jugar en el resto de la tempordada, y ha motivado que Dikembe Mutombo haya decidido poner punto y final y dejar su carrera NBA.


Llegó a la liga de la mano de Denver, que lo eligió en el número 4 del draft, más tarde vistió las camisetas de Atlanta, Philadelphia, New Jersey, New York y finalmente Houston. Con su 2’18 y aparte de su capacidad reboteadora, Mutombo se hizo famoso por sus tapones y su famoso gesto “Not in my house” en la cara de sus rivales, que la NBA llegó incluso a prohibir. Es el segundo máximo taponador de la historia de la liga, ha sido elegido cuatro veces mejor defensor de la liga y ha estado 3 veces en el mejor quinteto defensivo. Llegó a jugar el All Stars en 8 ocasiones.

Pero si dentro de las canchas era implacable, fuera de ellas destacaba su lado humanitario. Mutombo siempre ha protagonizada campañas para la prevención del SIDA y para la recogida de fondos, además de haber creado una fundación con su nombre que se encarga de mejorar las condiciones de vida de los niños de su país natal, República democrática del Congo, donde llegó a costear la construcción de un hospital. Ahora, con su retirada de las canchas tendrá mucho más tiempo libre para seguir con estas labores.

Vía | As

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *