5 marzo 2008 Fútbol, Noticias, Opinión

fabregas.jpg
En San Siro se enfrentaban dos equipos diametralmente opuestos, tanto en concepción futbolística, al juego especulativo y defensivo del Milán se oponía el fútbol alegre y atacante del Arsenal, como en edad de los jugadores, la edad media de Milán que saltó ayer al terreno de juego era de 30 años, mientras que la del Arsenal 24. Como se ve totalmente opuesto un estilo y una forma de entender el fútbol de uno a otro conjunto.

Y, por suerte, venció el nuevo estilo futbolístico propugnado por Arsene Wenger, el ded fútbol espectáculo y atractivo que es capaz de llevar al buen aficionado a ver un partido del Arsenal porque sabe que va a ver un buen partido de fútbol, o al menos, a un equipo que va intentar brindarle un buen espectáculo aunque a veces, las menos, no lo consigan, frente a la forma de entender el fútbol de la mayoría de los equipos italianos, que hacen de la experiencia, la férrea defensa y el aprovechamiento del error del contrario su forma de vencer en el fútbol. Ayer un grupo de jovenes jugadores comandados por un español, Cesç Fábregas, dejaron claro que su modelo ya está caduco y que para vencer lo mejor es jugando al ataque y saliendo a ganar, sin especulaciones. Así lo hizo el equipo inglés en los dos partidos. En el primero les faltó esa dosis de fortuna que es necesaria en todos los ámbitos de la vida y en el fútbol también. En la vuelta salieron a jugar como siempre, sin importarle el escenario ni el contrario y obtuvieron el merecido premio en el minuto 84 gracias al golazo de Cesç, después lograron el segundo por medio de Adebayor y más que le caerían al Milán si durase más el partido, su entramado se resquebrajó por todos lados cediendo ante el empuje de la juventud y el buen fútbol.

Lo de Fábregas es impresionante. Con sólo 20 años es el líder indiscutible del Arsenal, lleva el peso del equipo defendiendo, atacando y dirigiendo sin complejo de ningún tipo. Si en un equipo de primerísimo nivel como es el londinese lo hace, por qué en la selección española no tiene ese rol, ¿hay algún otro jugador en el combinado nacional que reuna las condiciones de este jugador?, yo creo que no, sólo Xavi podría hacer algo parecido, pero mi opinión personal es que Cesç está por encima del culé. Sin embargo para Luís Aragonés no debe de ser así, por ahora en la selección española no se ha visto ni la mitad de lo que puede dar este jugador.

El proyecto de Wenger es claro y sencillo: jugadores jóvenes con calidad y con ilusión por triunfar en el fútbol, si alguno ya es un veterano desmotivado aunque se llame Henry y sea un ídolo entre la afición, se vende y a por más jóvenes, que se jubile en otro sitio. Con esta filosofía tenemos un Arsenal que todavía tiene mucho que crecer, su techo aún está muy lejos. La gran juventud del equipo augura un futuro brillante si siguen haciendo las cosas con coherencia y no se vuelven locos. Clichy, Senderos, Diaby, Flamini, Walcott y, sobretodo, Adebayor y Fábregas pueden marcar una época dorada en Europa. Por ahora van por el buen camino.

Por su parte el Milán tiene mucho trabajo por delante. Esta plantilla ya no da más de si, el jugo que podían dar hombres como Maldini, Ambrosini, Inzaghi, Cafú, Emerson, etc. ya está consumido. Ahora toca una renovación de la plantilla, jugadores como Kaká y Alexandro Pato liderarán el nuevo Milán que se avecina. También deberían replantearse su modelo futbolístico, está claro que el sistema defensivo y especulativo les dio buenos triunfos, pero el fútbol actual y el espectador demanda otra cosa, como la que ofrecen equipos como Arsenal, Manchester United, Barcelona o Real Madrid. Un fútbol que busque el triunfo a través del ataque y el espectáculo. Todo debería de comenzar por la contratación de un entrenador que busque esas cosas, aunque un cambio de estilo tan profundo nos parece improbable en el equipo italiano.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *