29 abril 2009 Fútbol

maniche.jpg

Si al Atlético de Madrid se le conoce cariñosamente con el sobrenombre de El pupas es porque se lo merece. Las aguas del Manzanares pasan revueltas por el Vicente Calderón y es que, dos jugadores, Maniche y Seitaridis, han sido apartados de la disciplina del primer equipo rojiblanco.

Con un escueto anuncio en su web oficial, el club ha apartado al centrocampista portugués y al defensa griego ya que ambos no asistieron al encuentro que enfrentó al Atlético contra el Sporting de Gijón. A pesar de que ninguno de los dos jugadores estaba convocado, no cumplieron con su obligación de asistir a la grada como mandan las normas del club. Los jugadores han sido suspendidos de empleo y sueldo, y tendrán que entrenarse por su cuenta.


La actitud de Maniche siempre ha sido lamentable, más incluso que su rendimiento. Ya con Aguirre tuvo problemas y llegó a hacerse el lesionado para borrarse de un partido. Ni la cesión al Inter de Milan, ni la llegada de Abel enmendaron la conducta del portugués. Desde el partido en Oporto, Maniche no había vuelto a entrar en una convocatoria, y el jugador no ha tardado en criticar los métodos de su nuevo entrenador.

El caso de Seitaridis ha sido parecido pero menos llamativo. El griego llegó al club rojiblanco con muy buenas referencias, pero decepcionó dede el primer día. Las lesiones, las expulsiones y la falta de compromiso han marcado su estancia en Madrid. Con Abel en el banquillo también bajaron drásticamente sus minutos de juego.

Ambos jugadores tienen sus días contados como rojiblancos. Maniche, por ejemplo, termina contrato y ya había hecho saber sus intenciones de no renovar y marcharse de Madrid. El futuro de Seitaridis apunta a Grecia y a Olympiacos.

Vía | Europa Press

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *