25 septiembre 2008 Fútbol

Gudjohnsen

El F. C. Barcelona derrotó por 3-2 al Betis en un partido que tuvo dos mitades bien diferenciadas. Mientras que en la primera los azulgranas parecían sentenciar el partido tras ponerse con ventaja 2-0, en la segunda los verdiblancos consiguieron el empate y pusieron los nervios en el Camp Nou, que veía como se le escapaba un partido que tenían muy bien encarrilado.

Las mejor noticia para el Barça fue la recuperación del olfato goleador de Samuel Etoo. El camerunés hizo doblete en la primera media hora. A los 16 minutos aprovechó un buen pase de Messi para conectar un fuerte disparo desde la frontal que significó el 1-0. Tan sólo siete minutos después, repetía poniendo el 2-0 tras completar una de las típicas y peligrosas incursiones de Messi en el área, el cuál cedió el gol a Etoo después de regatear a dos contrarios.


El partido parecía resuelto con el 2-0. Sin embargo, el Barça bajó el ritmo en el segundo tiempo, el Betis carburó algo mejor y las debilidades defensivas de los azulgranas hicieron el resto. Capi recortó distancias tras convertir un libre indirecto dentro del área por una plancha de Touré a Monzón. Después fue Jose Mari el que con un tiro elevado batió a Valdés para poner la igualada en el marcador.

El Barça apretó entonces para llevarse la victoria y llegó de forma un poco inesperada con un gol de Gudjohnsen. La jugada comenzó con un centro de Alves desde la derecha. El balón iba un poco pasado y no había un remate claro, pero el islandés se lanzó al suelo y desde ahí y casi sin querer colocó un balón pegado al palo que significaba el 3-2 y dejaba los tres puntos en el Camp Nou.

En los últimos partidos, el Barça está dejando buenas sensaciones en cuanto a juego y malas en cuanto a aspectos defensivos. Como ocurre con el R. Madrid, es un equipo que está pendiente de medir cuando lleguen los enfrentamientos con rivales de mayor entidad.

Vía | Sport

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *