3 marzo 2008 Fútbol, Noticias, Opinión

albelda.jpg

David Albelda, capitán del Valencia C.F., demandó a esta entidad deportiva por su situación actual. Todos sabemos que Albelda, Cañizares y Angulo se encuentran apartados del equipo y no van a volver a disputar un sólo minuto hasta que finalice la temporada.

Siguen entrenándose con el equipo, pero no forman parte de ninguna convocatoria desde diciembre del 2007. La decisión parece tomada desde arriba, es decir, desde la presidencia del club. Ya que Koeman al llegar como entrenador del club contó con estos jugadores y eran titulares en el equipo.

Así las cosas, Albelda decidió demandar al Valencia y pedirle la rescisión del contrato, además de una indemnización de 60 millones de euros, cantidad correspondiente a su claúsula de rescisión. Hoy el juez le ha dado la razón al Valencia y ha desestimado la demanda de Albelda, ya que ha considerado que se trata de una decisión del entrenador y que no se ha visto confirmada por la empresa Valencia C.F.

De haber sido una decisión del entrenador lo veo justo y no encontraría razones de queja para Albelda, ya que no todos los futbolistas tienen porque agradar a sus entrenadores y están en su completo derecho de alinear y convocar a los jugadores que crean oportunos. Docenas de jugadores de primera división podrían demandar todos los días si se tratase de un caso así.

Pero la cuestión es que hay indicios suficientes para pensar que no ha sido decisión de Koeman, si no del presidente del club. Así, por un capricho de un presidente un jugador se puede quedar sin jugar uno de los torneos más importantes de su vida deportiva, la Eurocopa, y eso es lo que no se tiene que consentir.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *