5 noviembre 2008 Fútbol

El Basilea salió con la lección aprendida

Pasó lo que todo el mundo pensaba pero no quería, mal partido del Barça de Pep Guardiola que salió sin la frescura con la que nos estaba acostumbrando en los últimos partidos. Se acaba así una racha que pretendía ser histórica de once partidos seguidos con victorias finales.

El Barça acechaba la portería de Costanzo, pero realmente fueron pocas las oportunidades claras de gol del equipo culé. Un par de chutes de media distancia de Iniesta, y un remate de Henry fueron las únicas aportaciones ofensivas del equipo. El Basilea por su parte, salió con la lección aprendida del partido de ida, con las líneas muy juntas y sin dejar espacios al Barça. Se dedicó a jugar al contraataque y en alguna jugada aislada llegaron al área de Victor Valdés.

En el segundo tiempo, las cosas parecían igual, poca movilidad en el centro del campo del Barça que salió con un once formado por los jugadores que menos minutos estaban jugando y algunos fijos como Puyol o Iniesta.

Tuvo que aparecer Xavi y Messi en el minuto 60 para ganar velocidad y ganas en el partido. Así, tras sólo un minuto de su aparición en el terreno de juego, Messi ponía el 1-0 en el marcador con una buena pared con Henry.

La calma llegaba al Camp Nou pero la sorpresa vendría en los últimos minutos cuando, Derdiyok subía las tablas en el marcador con un buen gol tras un contraataque del equipo suizo.

Vía | Sport

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *