16 agosto 2012 Fútbol

Cesc Fábregas marcó el gol de la victoria en el amistoso ante Puerto Rico

Dicen que el dinero mueve montañas. No sé hasta que punto será cierta esta frase, pero al menos sí sé que el dinero da para mover la selección española de fútbol hasta Puerto Rico. Cortesía de la RFEF, que desde que se ganara la Euro de 2008 y el tiki-taka traspasara fronteras y enamorara se dedican a vender muy bien la marca España y a cobrar buenas cifras por llevar a la campeona del mundo a lugares a cual más lejano y peculiar.

Conste que imagino que Puerto Rico será un país fantástico y que habría mucha ilusión por ver allá a España, aunque el estadio no presentaba precisamente una buena entrada, probablemente por lo abusivo de los precios. Es más, están en todo su derecho de querer comprarle a España un amistoso. Pero lo que no es de recibo es que la RFEF pase por el aro como ha vuelto a pasar. Ni son las fechas, ni el momento ni el lugar. Ni siquiera el rival.

Se dice que en estos partidos el resultado es lo de menos, y así fue incluso para la realización de la televisión boricua. Dieron por gol un remate de Torres que se marchó fuera, y ésta es sólo una de las anécdotas que nos dejó este partido, televisivamente hablando, porque también es digno de estudio el gráfico con la disposición táctica de los jugadores, en el que sólo acertaron que Reina iba a jugar bajo palos.

Se dice también que en estos partidos lo primordial es evitar lesiones, pero no ha sido así. El lateral del Atlético de Madrid, Juanfran Torres, se retiró al cuarto de hora y el pronóstico de su lesión es de dos semanas de baja, a falta de mejores exploraciones. Para un jugador colchonero que va a la selección, circunstancia que no se ha dado mucho en los últimos años, va y se lesiona. Ya es mala suerte.

Por cierto, España ganó por 2-1. Tardó 42 minutos en lograr el primer gol, gracias a un disparo de Cazorla que entró por el centro de la portería, gracias a que el portero se apartó. Para el segundo gol tardó mucho menos, pues antes del descanso marcabaCesc Fábregas. En la segunda mitad, Cintrón marcó un gol que a buen seguro nunca olvidará y es que no todos los días un puertorriqueño le hace un gol a Pepe Reina. Casillas entró justo después, y no para sumar partidos sino por exigencias del guión, porque el que paga también exige ciertas condiciones.

Y así, España ganó este partido tan peculiar, el primero tras la Eurocopa 2012. Un partido que no gustó a los clubes y me temo que tampoco a los jugadores. No sólo se vio la falta de la intensidad durante el mismo sino también caras largas y algunos momentos de tensión, sobre todo con el árbitro. Y es que la FIFA se sumó al cachondeo general y no envió un arbitro a este partido, sino que optó por designar un colegiado local, internacional pero local al fin al cabo, en una muestra más de que lo de hoy no podía ser más extraño y peculiar.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *