1 septiembre 2016 Fútbol

Silva marcó los dos goles de España en Bélgica

La selección española de fútbol jugaba su primer partido tras la Eurocopa de 2016 y lo hacía con un nuevo seleccionador: Julen Lopetegui. El debut del vasco como técnico de España ha sido ilusionante, con una victoria clara sobre una selección de nivel top como Bélgica, a la que este partido le ha supuesto un calvario.

Sin caer en forofismos, el debut de Lopetegui como seleccionador ha sido muy bueno

Evidentemente, no hay que sacar conclusiones precipitadas pero no hay que negar que la puesta de largo de la España de Lopetegui ha sido buena. La selección ha ganado a Bélgica por 0-2, dominando el encuentro, sin apenas sufrir en defensa y teniendo la pelota el 60% del tiempo, añadiendo a eso buenas actuaciones individuales.

Tampoco se puede negar que Bélgica, con Roberto Martínez también estrenándose como seleccionador, ha dado una imagen lamentable. Los aficionados, no muchos, que acudieron al partido, despidieron a los suyos con una sonora pitada y llegaron a ovacionar a jugadores españoles, entre ellos a Silva, el autor de los dos goles que se vieron en el partido.

Un partido cuyos primeros minutos fueron de tanteo, e incluso con un cierto dominio belga. Las cosas no empezaban del todo bien e incluso Lopetegui se veía forzado a cambiar a Morata por lesión de éste. Pero poco a poco España se fue asentando, el medio campo con Busquets, Tiago y Koke, más las apariciones de Silva, empezó a funcionar y se encontró un filón: la banda derecha española, izquierda belga.

La banda que defendía Jordan Lukaku fue por donde España generó prácticamente todo el peligro

Por ese flanco llegó el 0-1, con un pase de Carvajal al desmarque de Vitolo que dio un pase de la muerte que no remató Costa pero sí Silva. Por ese flanco siguió llegando peligro y podía haber llegado si se hubiera señalado penalty por un claro derribo sobre Carvajal, en una de sus muchas apariciones en ataque.

Bélgica sufría por ese flanco, con Jordan Lukaku cometiendo errores de bulto y con Hazard demostrando que si se pasa el partido más cerca de su área que de la del rival lo pasa realmente mal. España siguió castigando esa zona y de ahí surgió el 0-2, cuando esta vez el árbitro sí tuvo a bien marcar un claro penalty sobre Vitolo que transformaría David Silva.

Con el carrusel de cambios, España bajó el ritmo del partido y Bélgica apareció tímidamente, dando algo, que no mucho, de trabajo a De Gea, el portero elegido por Julen. Lo más destacado de este tramo final fue el debut de Saúl Ñíguez, que quedará como el primero de los futbolistas a los que hizo debutar el nuevo seleccionador.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *