20 junio 2015 Balonmano

El próximo Europeo de balonmano se jugará en Polonia

Siempre se dice que un Europeo de balonmano es la mayor competición de este deporte, porque en él no hay un partido de respiro. Al contrario que un Mundial donde te puedes cruzar con selecciones africanas, sudamericanas o asiáticas que no son tan potentes (con excepciones), en un Europeo, casi por norma, todas los partidos son complicados.

Y esta afirmación la ejemplificará perfectamente España en el próximo Campeonato de Europa, que se jugará en Polonia entre el 17 y el 31 de enero de 2016. Y es que, tras el sorteo de la fase de grupos, los Hispanos se han visto emparejados dentro del Grupo C con las selecciones de Suecia, Alemania y Eslovenia, teniendo como sede la ciudad de Wroclaw.

La composición de los grupos es la siguiente:

  • Grupo A: Francia, Polonia, Macedonia y Serbia
  • Grupo B: Croacia, Islandia, Bielorrusia y Noruega
  • Grupo C: España, Alemania, Suecia y Eslovenia
  • Grupo D: Dinamarca, Hungría, Rusia y Montenegro

España partía como cabeza de serie y por ello evitaba de un principio a Francia, Croacia y Dinamarca. Pero como decíamos antes, en un Europeo eso no quita para verse emparejado con tres rivales de claro potencial. Alemania fue cuartofinalista en el último Mundial y le ganó un partido a España en la fase de clasificación, Suecia es un equipo clásico que siempre está ahí y Eslovenia es una selección en evolución ascendente.

A pesar de esto, la lógica nos dice que España será una de las tres mejores y que pasará a la siguiente fase, donde se mediría con los tres mejores del Grupo D, el de Dinamarca. El objetivo será conseguir el mejor resultado posible para evitar en el cruce de cuartos de final a las dos mejores selecciones del otro lado, franceses y croatas.

Vía | EHF Euro

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *