8 junio 2017 Fútbol

Valverde es el nuevo entrenador del Barcelona

Kubala, Cruyff, Guardiola, Rexach, César, Luis Enrique, Artigas … A lo largo de la historia del Fútbol Club Barcelona, ha habido varios entrenadores que antes vistieron la camiseta azulgrana como jugador, caso ahora que se repite con la contratación de Ernesto Valverde como nuevo técnico del Barça para las próximas temporadas.

El periplo de Valverde como jugador del Fútbol Club Barcelona no fue, precisamente, el mejor momento de su carrera deportiva. El extremeño llegaba al club azulgrana para ser un jugador importante, pero apenas dos años después salía por la puerta de atrás camino del Athletic de Bilbao, donde ya sí triunfó. Curiosamente, el viaje inverso que hace ahora en su etapa como entrenador.

Era el año 1988 y Johan Cruyff acababa de aterrizar como entrenador de un Barcelona en plena crisis. El holandés venía con las ideas claras, limpia en el vestuario (sólo siguieron nueve) y nuevos jugadores, fichando entonces a lo mejor de cada casa, más de dos mil millones de pesetas para contratar a jugadores como Eusebio, Goikoetxea, Bakero, Berigistain, Salinas, Unzué … Dos de las incorporaciones más costosas fueron dos jugadores que procedían del Espanyol: Soler y Ernesto Valverde.

Valverde estuvo dos temporadas en el Barcelona como jugador

Extremeño de nacimiento, afincado desde niño en Vitoria y formado en la cantera del Alavés, el Txingurri había vivido dos muy buenas temporadas en el Espanyol con Javier Clemente como entrenador. El Barça fichaba a un prometedor futbolista de 23 años, al que Cruyff definió como un jugador con “velocidad y buen remate”, características que el holandés buscaba para su delantera, pero la hormiga no iba a poder demostrar esas cualidades en el club catalán.

Valverde llegó lesionado de la rodilla, un problema del que no se iba a recuperar del todo a lo largo de las dos temporadas que estuvo en el Barcelona. En su primer año le costó entrar en el equipo y apenas llegó a jugar en 16 partidos oficiales, haciendo 4 goles. El segundo año jugó menos todavía, pues apenas participó en 13 encuentros, marcando 6 goles.

Aunque firmó por cinco temporadas, su pase al Athletic de Bilbao (donde volvería a reencontrarse con Clemente) estaba cerrado antes del verano de 1990. Dijo Cruyff en uno de sus libros que sólo entonces, cuando ya se sabía fuera del equipo y liberado de presión, Valverde llegó a parecerse al jugador que había sido en el Espanyol y que más tarde llegó a ser en el Athletic.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *