14 septiembre 2015 Baloncesto

Rep-blica-Checa-Croacia

La segunda jornada de octavos del Eurobasket dejó la sorpresa y pase histórico a cuartos de República Checa ante una decepcionante y fría Croacia y el casi susto de Lituania frente a Georgia, mientras que Italia y Serbia accedieron a la siguiente eliminatoria demostrando un gran nivel al apabullar a Finlandia e Israel

Croacia 59 – 80 República Checa

República Checa dio la campanada al ganar con autoridad a una Croacia pasiva en la que solo Bogdanovic supero la barrera de los 10 puntos y que permitió casi sin resistencia el histórico pase a cuartos del rival.

Aunque Mario Hezonja parecía tener ganas de destrozar el partido desde el inicio su ex compañero Satoransky y los triples de Schilb hacían perder los nervios a Croacia y aumentar la cantidad de errores. Los balcánicos, incapaces de generar una corriente de puntos que permitiera mantenerlos por delante veían como los checos, sin demasiadas florituras más allá de hacer lo correcto en cada jugada, se ponían 7 arriba cuando Satoransky clavaba un triple a poco de acabar el primer cuarto, diferencia que se haría mayor en el segundo con los aportes de Jelinek y un Vesely espectacular. 

Sin señas de Ante Tomic y con la lesión de Krunoslav Simon a poco de empezar la segunda mitad del encuentro  terminaban de sentenciar a una Croacia desaparecida en combate, que veía como la humillación era imponente con un resultado de 33-63 antes de comenzar el último cuarto que solo sirvió de sufrimiento para la eliminación y decepción de los de Dario Saric frente a una República Checa que se planta como difícil de batir en cuartos.

Serbia 94 – 81 Finlandia

No con tanta diferencia en el marcador pero si con una superioridad notoria Serbia venció a Finlandia gracias a un inconmensurable Raduljica que acabó el encuentro con 27 puntos en una lección magistral de selección de tiro.

A pesar de que Serbia fue muy superior, Finlandia contó con varios minutos de clara ventaja ante la pasividad balcánica en la que solo Bjelica parecía acertado. Así, el cuadro finés disputaba el primer cuarto fusilando desde el triple para colocarse 13-21 y encender las alarmas en el banquillo de Djordjevic. La arenga del técnico sirvió para reducir distancias pero aun así Serbia fue incapaz de dominar a Finlandia en toda la primera parte y solo la combinación de Raduljica y Teodosic permitía mantener igualado el encuentro al final de la primera parte.

Aunque Sasu Salin apareció en la segunda parte y Jamar Wilson hizo su mejor partido del torneo para mantener a los nórdicos en el encuentro, el exceso de faltas acabo lastrando a Finlandia y permitiendo que Serbia comenzase a acumular ventajas que finalmente despegarían cuando Erceg y Bogdanovic se ponían las pilas en los albores del tercer cuarto para sentenciar el pase de Serbia.

Israel 52- 82 Italia

Más ventaja aun consiguió Italia ante una aguerrida Israel que nada pudo hacer contra un Gentile genial que llegó a los 27 puntos. Casspi lo intentó durante el primer cuarto, pero rápidamente aparecieron Gallinari y Belinelli para asentar un flujo de anotación exterior que poco a poco fue soslayando al rival. Así, Italia se colocó pronto en los +10 de ventaja y aunque Gal Mekel tiró de pundonor para reducir considerablemente las ventajas, un parcial de 4-19 de inicio en la segunda mitad dio la victoria al italiano que tuvo la mala noticia de la lesión de Bargnani.

Lituania 85 – 81 Georgia

El partido más igualado acabó siendo este Lituania-Georgia en el que la actuación del alero del Real Madrid Jonas Maciulis fue clave en el devenir de la eliminatoria. La buena defensa báltica estableció las primeras ventajas transcurrido el primer periodo pero la garra de Pachulia y Shengelia que borraban a Valanciunas del partido desde el interior y obligaban a Lituania a intentar vivir del tiro de tres con escaso acierto. Solo Maciulis parecía brillar en los lituanos y sus triples desahogaban la atorada ofensiva verde pero ni eso era suficiente para impedir que Georgia se marchara al descanso con ventaja por 39-40.

Aunque parecía que la llegada de Kalnietis serviría para mostrar la supremacía báltica, Georgia endosó al rival un parcial de 3-15 que hacía saltar las alarmas. Aun así, Lituania volvería al encuentro dejando un intercambio de puntos bastante interesante, y a pesar de que los georgianos se pondrían por delante a falta de menos de un minuto un excelente Maciulis apareció para clavar un triple que daba el pase a Lituania.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *