7 septiembre 2013 Baloncesto

Ricky-Rubio-entra-a-canasta-an_54380110832_51351706917_600_226

La selección española volvió a la senda del triunfo al derrotar a la República Checa por 60 a 39 en el tercer partido de competición, en una nueva exhibición defensiva que tapó las carencias mostradas ante Eslovenia. Rudy, con 14 puntos,  y un Ricky Rubio eléctrico suplieron la poca aportación del altamente defendido Marc Gasol.

Del partido contra Eslovenia pocos jugadores salieron bien parados. Aguilar, Llull, Claver y Rudy fueron los principales receptores de críticas en un encuentro en el que nada salió bien. De todos estos, parecía que Rudy fue el que más intensamente se tomó el toque de atención pues salió con ganas de dejar claro por qué es el capitán de esta selección. Con triple y mate Fernández colocaba el 5-0 inicial, que acabaría convertido en 12-6 en la primera mitad de un cuarto marcado por las contras españolas.

No todo eran buenas noticias ya que la ventaja podría haber sido mucho mayor si no hubiera sido por los excesivos fallos de canastas relativamente fáciles que aún así dejaban el marcador en 18-7 al final del primer periodo.

La República Checa cortó la sangría que suponían los puntos en velocidad de España y consiguió ponerse a solo dos puntos de mano de Pumprla y Lubos Barton. Los de Orenga cambiaron de estrategia y empezaron a mirar al tiro exterior con buenos resultados de Rudy y Claver que despegaban el marcador antes de que Sergio Rodríguez revolucionara como viene siendo habitual antes de llegar al descanso para volver a poner ventaja de 8 puntos con el 33-25.

La segunda mitad trajo consigo una bajada drástica del ritmo de anotación con el combinado nacional alargando lo máximo posible los ataques sin encontrar respuesta checa hasta que Barton volvió a adquirir protagonismo para bajar la diferencia a 5 puntos. España volvió a apretar dientes en defensa y Rubio cogió las riendas para en tres minutos volver a la ventaja de diez puntos gracias al contraataque terminando prácticamente con los ánimos checos, incapaces de parar la dirección del base de los Timberwolves y la ejecución de Rudy.

De esta manera y ya en el último cuarto España terminaba de sentenciar el encuentro  con un parcial de en el que República Checa solo sumaría cuatro puntos. Budinsky sentó a sus hombres importantes y Orenga sacó a los suplentes para disputar los últimos tres minutos para dejar el defenitivo 60-39.

Con dos victorias y una derrota España afronta ahora la preparación para su siguiente partido, mañana día 8 ante Polonia

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *