13 junio 2012 Fútbol

Pepe abrió el camino de la victoria con su gol ante Dinamarca

El Grupo B ha quedado mucho más claro tras los partidos de esta segunda jornada, aunque no cerrado del todo. Con 6 puntos es líder Alemania, que ha ganado por 2-1 a Holanda y ha acrecentado los problemas de la selección oranje. En cambio, los problemas de Portugal han pasado a un segundo plano después de que los lusos ganaran a Dinamarca, eso sí, con bastantes dificultades.

Comenzamos con este partido, el primero de la tarde, un Portugal – Dinamarca que comenzó muy bien para los lusos. Primero gracias a un gol de Pepe en un saque de esquina, y después con un gol de Helder Postiga, a pase de Nani, Portugal ganaba por 2-0, sin hacer gran cosa y merced a dos jugadas aisladas. Si bien, el equipo de Paulo Bento se empeñó en complicarse la vida y cedió el empate.


Dinamarca empató con dos goles de Bendtner de cabeza, uno antes de que llegara el descanso y el otro en el minuto 80 de partido. Entre medias, Cristiano Ronaldo, que apenas había aparecido en el juego, marró dos ocasiones, a cual más clara, que no le valieron para librarse de las burlas del público danés ni tampoco de las miradas de todo su público cuando en el marcador estaba empatado a 2.

Pero para fortuna del astro portugués, apareció Varela. El extremo, que entró como última medida de Paulo Bento, enganchó en segunda instancia un centro de Coentrao desde la izquierda. Su remate fue imparable, un misil al que nada pudo hacer Andersen para detener el disparo. Así, Portugal consumó una victoria obligada y sus opciones de pasar a cuartos están ahora más vivas que hace algunos días.

Mario Gomez ya ha marcado tres goles en la Eurocopa

Con el mismo deber que Portugal salía Holanda al césped para medirse a Alemania, pero la actitud del equipo oranje dejó bastante que desear en buena parte del partido. Van Marwijk volvió a apostar por el doble pivote defensivo, pero su equipo, cuando comenzó a hacer aguas, no encontró manera de taponar y los alemanes, sin prisa pero sin pausa, entraron como quisieron.

El delantero Mario Gomez fue el ejecutor de Holanda, con la colaboración inestimable de Schwensteiger, que fue el asistente en las dos ocasiones. El ‘9’ de Alemania, con ascendencia española, demostró que es algo más que un tronco, que un simple rematador, a la hora de definir en las dos jugadas. Holanda quedó bastante tocada, aunque en la segunda parte cambió un poco el panorama.

Más que por la entrada de Van der Vaart y de Huntelaar, Holanda cambió el partido gracias al exceso de pasividad que mostró Alemania durante casi toda la segunda mitad, para desesperación de Low. Eso sí, Alemania despertó cuando Van Persie consiguió por fin hacer el gol que se le resistía y entonces, con 2-1, los germanos tiraron de oficio e hicieron que el partido se acabara sin fútbol, consumiendo poco a poco el reloj.

Con este panorama, ante la última jornada, Alemania tiene casi los dos pies en la siguiente ronda y Holanda tiene prácticamente las maletas preparadas, pero aún así, no es al 100% matemático. Los encuentros de la próxima jornada, Holanda – Portugal y Dinamarca – Alemania, pueden provocar triples empates en los que había que tener en cuenta los enfrentamientos directos y los goles para dilucilarlo todo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 junio 2012
  2. Los protegidos dicen adiós rozando los 2,5 millones de espectadores 14 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *