3 julio 2016 Fútbol

Francia Islandia Eurocopa

Saint-Denis acogía el que, a priori, era el encuentro de cuartos de final más desigualado, entre la anfitriona Francia e Islandia, la revelación del torneo.

Los primeros compases del partido fueron de tanteo pero poco aguantó Islandia ya que, en el minuto 12, Giroud recibió un balón largo de Matuidi, se la preparó, empalmó y el balón se coló entre las piernas de Halldórsson para hacer el primer gol de Francia. Ocho minutos después, un saque de esquina cerrado de Griezmann es rematado por Pogba para hacer el 2-0.

En el 24’, Bödvarsson estuvo cerca de reducir distancias tras un saque de banda largo, pero el balón se fue por encima del larguero. Pese a esta ocasión, Francia desarrolló su juego a placer y al borde del descanso le daba dos zarpazos definitivos al partido; En el minuto 43, Payet se saca un chut con la izquierda desde fuera del área con el que batía por bajo al portero islandés, y en el 45’, un pase en profundidad de Pogba que dejó pasar Giroud, acababa en los pies de Griezmann que superó con una vaselina a Halldorson para hacer el cuarto. Con el 4-0 nos íbamos al descanso.

La segunda parte fue de mero trámite, pero los goles no faltaron. En el minuto 56, Sigthórsson reducía distancias al meter el pie derecho para rematar a gol un gran centro de Sigurdsson. Aunque dos minutos más tarde Francia volvía a anotar, y lo hacía, de nuevo, Giroud de cabeza gracias a la asistencia de Payet.

En el 82’, el técnico islandés rendía un merecido homenaje a la leyenda del fútbol nacional, Eiður Gudjohnsen, que entró por Sigthórsson. Un minuto después, un cabezazo de Bjarnason a pase de Skúlason maquillaba el resultado y ponía el definitivo 5-2.

El jueves a las 21 h. “les bleus” se encontarán con Alemania por un puesto en la final e Islandia se va del torneo con la cabeza bien alta y habiendo dejado su nombre en la historia de las Eurocopas.

Foto | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *