15 junio 2016 Fútbol

2377258_w1

Este martes se iniciaba la competición en el Grupo F, o lo que es lo mismo, entraba en liza Portugal, una de las eternas candidatas a conseguir el título europeo, enfrentándose a Islandia. Por su lado, la prometedora selección austriaca se medía a Hungría en un partido con un evidente morbo histórico.

Abrían fuego Austria y Hungría a las 18 h. en Burdeos, y en el primer minuto los austriacos presentaban sus credenciales a la victoria con un disparo de Alaba que se estrelló en el palo izquierdo de la portería de Király. Pero el encuentro se fue enfriando y la primera parte no dejó más ocasiones que una buena mano del veterano cancerbero húngaro a disparo de Junuzović, un error en boca de gol del Harnik tras pase de Arnautović y una tímida respuesta de los magiares con un disparo demasiado cruzado de Dzsudzsák.

En el inicio del segundo período Dzsudzsák lo volvió a intentar con un gran chut lejano que fue despejado por Almer tras una buena estirada. Esta oportunidad fue el preludio de lo que vendría en el minuto 53, cuando tras una excelente combinación con Kleinheisler, Szalai se plantaba solo frente la marco rival y definía con su pierna derecha ante la pasividad de la defensa austriaca, adelantando a Hungría. El partido se ponía cuesta arriba para Austria, y más aún cuando solo 4 minutos más tarde se quedaba con un jugador menos por expulsión de Dragović, tras una clara entrada que le costó su segunda cartulina amarilla.

Ck7fEgZWYAEtso_

Con más corazón que cabeza, la selección austriaca se lanzó al ataque dejando desguarnecida la defensa, lo que propició que primero Almer tuviera que emplearse a fondo en el despeje de un gran disparo de Németh, para después, en el minuto 82, no poder hacer nada ante un contraataque de manual elaborado por la selección húngara que culminó Stieber de forma magistral, poniendo el 0-2 definitivo en el marcador.

Pero las sorpresas no iban a acabar hoy en Burdeos. La debutante selección de Islandia arrancó un valiosísimo punto ante Portugal.

Y lo cierto es que el inicio del partido no hacía presagiar el reparto de puntos, ya que pese a que empezó avisando Islandia con una doble ocasión de Sigurdsson que salvó Rui Patrício, la selección portuguesa pronto se hizo con la manija del partido, creando oportunidades de gol y adelantándose por medio de Nani en el minuto 31, tras una buena jugada fabricada entre André Gomes y Vieirinha. De esta forma el equipo dirigido por Fernando Santos rompía la ordenada defensa islandesa, aunque no puedo ampliar su ventaja antes de llegar al descanso.

La segunda parte no pudo empezar de peor forma para el combinado luso, ya que a los 5 minutos de la reanudación Pepe y Carvalho se comen un centro desde la derecha de Gudmundsson que encuentra a Bjarnason libre de marca para definir al primer toque y poner las tablas en el electrónico.

Eurocopa 2016 - Portugal arranca con empate

A partir de ese momento, y pese a tener aún mucho tiempo por delante, todo el control y el buen hacer de Portugal se transformaron en prisas, desorden e imprecisiones, convirtiéndose los últimos compases del partido en una auténtica ruleta rusa, con un cabezazo de Cristiano Ronaldo que mandó a las manos del arquero islandés cuando lo tenía todo para adelantar a su selección y la réplica en la jugada siguiente de Finnbogason con un duro disparo rechazado por Rui Patrício.

Muchas dudas deja Portugal, que aunque tuvo más ocasiones que el rival, no las supo materializar. La otra cara de la moneda son los islandeses, este partido quedará grabado con letras de oro en la historia su fútbol.

Fotos | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *