27 junio 2017 Fútbol

Un hattrick de Saúl Ñíguez mete a España en la final de la Eurocopa sub 21

La selección española de fútbol se ha metido en la final de la Eurocopa sub 21. Lo ha hecho tras vencer en la semifinal a Italia, una de las selecciones que llegaba a este torneo con el cartel de favorito, en un encuentro que ha estado igualado hasta que la calidad individual de los jugadores españoles ha decidido.

Por encima de Dani Ceballos, que ha hecho un encuentro brillante, o de Marco Asensio, en su línea de todo el campeonato, el nombre propio de esta semifinal ha sido el de Saúl Ñíguez. El centrocampista del Atlético de Madrid ya nos ha demostrado con la rojiblanca que tiene gol y no se arruga en partidos importantes, y hoy con la camiseta de la sub 21 ha metido hasta tres goles.

El primero de ellos llegó ya en la segunda parte, después de que el primer acto acabara sin goles y sin grandes ocasiones. Saúl recibió un pase preciso de Ceballos y ajustó el esférico lejos del alcance de los largos brazos de Donnarumma. El partido se ponía muy de cara por el gol y porque, apenas unos minutos después, Ceballos tiraba un cañito y cabreaba a Gagliardini, que se iba a la caseta tras ver su segunda amarilla.

Sin embargo, llegó el susto con el empate de Italia, merced a un disparo lejano de Bernardeschi. Susto que arregló Saúl con un chut desde aún más lejos y más impresionante para el 2-1. Para afrontar los últimos minutos con tranquilidad, el ilicitano culminó con un disparo seco y pegado al poste una contra de Asensio desde el flanco izquierdo.

Alemania, el rival en la final

Alemania será el rival de España en la final de la Eurocopa sub 21

En la final España se va a medir a la selección de Alemania, en un duelo inédito pues nunca antes estas dos selecciones se habían cruzado en el partido por el título. Dicha final se jugará este viernes 30 de junio a partir de las 20:45 horas, en el Krakow Stadium de la ciudad polaca de Cracovia.

Alemania superó en su semifinal a la selección de Inglaterra, en un partido que terminó 2-2 y que tuvo muchas alternativas. Primero marcaron los germanos, por medio de Selke, e Inglaterra empató gracias a Gray. En el segundo acto cambiaron las tornas y marcaron primero los ingleses, por medio de Abraham, así que Alemania fue quien neutralizó, con el gol de Felix Platte.

En la tanda de penaltis, pues en la prórroga el marcador no se movió más, el protagonista fue el guardameta alemán: Pollersbeck. Con el tanteo igualado (cada equipo había fallado un penalti), el altísimo cancerbero del Kaiserslautern alemán detuvo el lanzamiento decisivo al inglés Nathan Redmon.

Vía | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *