5 abril 2009 Baloncesto

khimkiiurbentia.jpg

No pudo ser. El sueño de Bilbao se quedó en semifinales. El Khimki ruso, tras eliminar a Pamesa, hizo lo propio con el Iurbentia Bilbao gracias a la inspiración de su estrella, el argentino Carlos Delfino.

Iurbentia no tuvo su mejor partido en la noche de ayer. Los rusos dominaron desde el inicio abriendo una importante ventaja, gracias a los triples de Jorge Garbajosa. Sin embargo, los bilbaínos, a pesar de su poco acierto de cara al aro, mejoraron a base de garra y pelea y llegaron al descanso sólo cinco puntos por debajo. Tras el descanso, aparecieron los tapados del equipo ruso. Kelly McCarty en el tercer cuarto, y sobre todo, Carlos Delfino, con 10 puntos de sus dieciocho en el último cuarto, llevaron en volandas al Khimki. Iurbentia siguió vivo gracias al acierto exterior de Luke Recker, y tras ir perdiendo de 10 puntos, se colocó a cuatro a falta de un minuto. Sin embargo, fue nuevamente Delfino quien finiquitó el encuentro. Al final, marcador de 79 a 73, y aplausos de la afición a los jugadores bilbaínos por el esfuerzo realizado.


El otro finalista será el Lietuvos Rytas. El equipo lituano cumplió los pronósticos y derrotó al Hemofarm serbio, no sin sufrimiento. Y es que los triples de Joksimovic mantuvieron en el partido a Hemofarm, que llegó a los últimos minutos sólo un punto por debajo. Entonces llegó el momento de Lukauskis, para bien de su equipo. Un triple y un robo de balón sentenciaron el marcador a favor del Lietuvos, marcador que acabó en 69 a 73.

El partido entre Khimki y Lietuvos, la final pronosticada por muchos, se disputa hoy domingo a las !8:00 horas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *