19 diciembre 2014 Baloncesto

campazzo

Tres equipos españoles cerraron la fase de grupos este jueves en Euroliga con suerte dispar. Madrid y Valencia, que no se jugaban nada por estar clasificados los primeros y eliminados los segundos, ganaron con autoridad sus partidos en casa mientras que Unicaja, que necesitaba la victoria para asegurarse el tercer puesto perdió en Tel Aviv y deberá esperara al resultado del Alba de Berlín.

Valencia Basket 103 – 65 Neptunas Klaipeda

El Valencia Basket se despide de la competición con una alegría al derrotar con autoridad al Neptunas Klaipeda en La Fonteta. Sin nada que perder y con ganas de premiar a su afición con un buen partido tras el desastre de la eliminación con solo dos victorias, los de Perasovic salieron tranquilos a la pista con un gran Harangody de inicio, secundado luego por Dubljevic para doblar al rival al comienzo del segundo cuarto. Los lituanos pocas ganas tenían de meterse en la disputa a sabiendas de que nada se jugaban, así que a pesar de que Valencia comenzó a demostrar claras carencias en el rebote, los locales conseguían llegar al descanso con 20 puntos de ventaja y la sensación de que el partido estaba ganado.

Tras el paso por vestuarios Harangody y Dubljevic continuaron muy acertados y para colmo se les sumaba Loncar, sellando el partido con bastantes minutos por delante que sirvieron para el deleite de las gradas valencianas.

Maccabi 81 – 73 Unicaja

Menos suerte tuvo Unicaja de Málaga, que se jugaba la tercera plaza en tierras israelíes y queda pendiente de los resultados que se den el viernes para saber en qué posición quedará. Maccabi salió con todo con ganas de intimidar de cara a la siguiente fase dando sensación de que cerraba el partido en el primer cuarto. Los de Plaza lucharon por no irse del partido y tras recortar muchas distancias al borde del descanso Carlos Suárez, Granger y Toolson pusieron muy en aprietos al actual en campeón de Europa.

Sin embargo, la sobriedad de Pargo y los triples finales de Devin Smith, que llegó a 22 puntos, fueron suficientes para que Maccabi cerrara el partido con victoria y tranquilidad.

Real Madrid 90 – 70 Efes

A pesar del resultado, a los hombres de Laso les costó más de la cuenta con un Saric imperial al que solo Bourousis le hizo frente al comienzo del partido. Tuvieron que ser KC Rivers y Rudy tras el descanso los que intentaran revertir la situación desde el triple ante la baja de Sergio Rodríguez. Al final la dupla Ayón-Bourousis consiguió dominar desde dentro y un excelente Fernández posibilitó que el Madrid terminara esta extraña fase de grupos con una victoria autoritaria.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *