9 enero 2016 Baloncesto

FC-Barcelona-Khimki-Moscu

Jornada nada propicia para los intereses de los representativos españoles en la Euroliga con derrotas del Real Madrid en Rusia y Unicaja en Grecia con un final justo pero duro para el cuadro de Joan Plaza. Del mismo modo cayó Laboral Kutxa en Vitoria ante un serio Olympiacos, mientras que la nota la positiva la deja la primera victoria del FC Barcelona.


El Real Madrid cayó en Rusia ante un imponente CSKA de Moscú que dio pocas oportunidades al cuadro blanco y que acabó venciendo con comodidad gracias al estelar partido de su dupla en el backcourt con 51 puntos combinados de Nando de Colo y Milos Teodosic. No obstante, el Madrid comenzó mejor el encuentro pero 14 puntos de los rusos dieron rápidamente la vuelta a un marcador que señalaría más distancias aun en el segundo periodo cuando se sumaba Vorontsevich a la dupla estelar.

Ante el monumental cabreo de Laso solo pareció responder el joven Luka Doncic para poner a los blancos a un solo punto de diferencia pero de nuevo otra desconexión acabó por dejar al cuadro de la capital 9 abajo al llegar al descanso. En la segunda mitad la supremacía rusa se hizo mucho más notoria y solo la aparición de KC Rivers con un fenomenal acierto exterior puso en duda un triunfo que acabaron cerrando los locales con 5 puntos sin contestación de Teodosic a poco del final elevando la renta a +15.

De igual manera, poco pudo hacer Baskonia ante el espectáculo de Spanoulis en Vitoria. Mantzaris frenó el tímido inicio vasco en seco y la férrea defensa helena elevó en la segunda mitad del primer cuarto. A los del Buesa Arena les costó encontrar a Bourousis y se notaba en la lentitud con la que se sumaban los puntos en el electrónico, algo que favorecía a los griegos que se irían al descanso con +9 de ventaja.

La dinámica continuó favorable al equipo visitante con una salida de vestuarios voluptuosa por parte de Giorgios Printezis que llevaba a Olympiacos al borde de los 20 puntos de ventaja. Un ex del Pireo como Bourousis lo intentó de todas las maneras esta vez si con mayor éxito pero en cuanto Laboral Kutxa rebajó la barrera de los 10 puntos apareció de nuevo Spanoulis para sentenciar el triunfo.

Mucho más cerca se quedó Unicaja de asaltar el OAKA  pero un triple de Feldeine en los últimos segundos frustró las esperanzas malagueñas.  Los de Joan Plaza presentaron más guerra de la esperada a un Panathinaikos al que le costó bastante despegarse y que necesito de, quién si no, Diamantidis para cerrar el primer cuarto por encima pero el gran encuentro de Jamar Smith y el acierto exterior de Dani Díez empataban el encuentro en el segundo periodo y obligaban a otra machada griega para irse al descanso por delante.

Smith seguiría echándose el equipo a la espalda en el segundo tiempo acercando en varias ocasiones a los cajistas pero siempre se acabaría encontrando de frente a un Diamantidis que ofrecía un seguro de puntos para los atenienses. Aun así, el trabajo y los triples del americano conseguían poner a tan solo tres puntos a los suyos al entrar en el último periodo y un tiro exterior de Carlos Suárez daba ventaja a los malagueños minutos después.  Sin embargo, cuando todo parecía propicio para la victoria cajista, una sucesión de errores ofensivos y el triple de Feldeine dejaban a Unicaja con la miel en los labios.

La única victoria en esta jornada fue la del FC Barcelona que estrenó su casillero ganando al Khimki ruso con un gran partido conjunto de Ribas, Navarro y Satoransky. Con una ventaja de 20 puntos al descanso, el cuadro blaugrana sentenció a pesar de las intentonas de Tyrese Rice, que llegó a rebajar las diferencias en el tercer cuarto. pero que el acierto perimetral del Barcelona y la defensa interior sofocaron para dejar la victoria en el Palau

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *