5 enero 2013 Baloncesto

Fernando San Emeterio

Tras una estupendo inicio de TOP 16, la segunda jornada de la competición europea nos deja alegrías y tristezas a pares. Repetir el pleno se antojaba complicado, más teniendo en cuenta que todos los representantes españoles jugaban como visitantes, factor decisivo en las derrotas de Barça Regal frente al Khimki y Unicaja frente al Zalgiris de Joan Plaza. Es por ello que son más meritorias aún las victorias de Real Madrid en la complicada cancha de Brose Baskets y, sobre todo, el agónico triunfo de Caja Laboral frente al Maccabbi Tel Aviv

Al Real Madrid le gusta Alemania

Contrariamente a lo que le ocurre a la sección de fútbol, al Real Madrid se le dan bien las tierras germanas. Si la semana pasada vencían al Alba de Berlín sin demasiados apuros, en esta jornada sufrió más de lo que demuestra el marcador para ganar al Brose Baskets, campeón de Alemania.


Por primera vez en todo el año, el Real Madrid se encontró con un equipo que intenta, y consigue, correr más que los blancos, lo que trastocó a los de Pablo Laso al inicio. Sin embargo, los teutones no fueron capaces de aguantar el alto ritmo de juego imprimido en la primera parte y cayeron finalmente.

El partido comenzó con rachas ofensivas de ambos equipos. Golpeó primero el Madrid marchándose con ventajas de 5 y 7 puntos, a lo que Brose Baskets respondió con un parcial de 5-0. Con los equipos asentados el partido se equilibró hasta el final del extraño primer cuarto que acababa de manera extravagante con un triple de Reyes sobre la bocina, dejando el 22-26.

Con el segundo cuarto vimos la mejor faceta defensiva del capitán del Real Madrid, frenando al más prolífico atacante alemán hasta el momento: Nachbar. Con la seguridad de poder parar a los rivales, Sergio Rodríguez cogió las riendas de la ofensiva blanca, anotando y asistiendo para abrir distancia para los suyos. El Brose Baskets entraba a ratos en el partido, más individual que colectivamente, pero servía para que los capitalinos no tuvieran oportunidad de relajarse. Cuando esto sucedió, ya en la segunda parte y con Draper y Rudy desordenados, el equipo alemán lo aprovechó, de nuevo gracias a Nachbar, y se acercó en el marcador dejando la diferencia en tan solo dos puntos.

Fue entonces cuando Laso volvió a recurrir a Rodríguez, que no defraudó al técnico blanco, y guió a los suyos hacia la victoria, escudado por un Mirotic tremendamente acertado desde el triple. La defensa local se sentía incapaz de frenar al “Chacho” y esa inseguridad se extrapoló al ataque, en el que las canastas que anteriormente entraban con facilidad dejaron de hacerlo. El Madrid, viendo a la víctima herida, supo aprovechar el momento, y de la mano de 7 puntos consecutivos de Carroll finiquitó el encuentro con varios minutos aún por disputarse del último cuarto.

El Unicaja cae en la red de Plaza

El Unicaja de Málaga no pudo sumar su segunda victoria en el Top 16 ante un Zalgiris Kaunas que planteó un partido rocoso y muy físico, basado en la defensa, que fue demasiado para los malagueños. Además el Zalgiris ya iba ganando desde antes de comenzar gracias al poder intimidatorio de su cancha, la que más aficionados alberga de la Euroliga.>

Joan Plaza supo plantear el partido tras la dolorosa derrota en el último segundo ante el Panathinaikos la pasada jornada y colocó ante el cuadro andaluz a un quinteto más duro de lo habitual. De este modo, los lituanos fueron amos y señores de la pintura, tanto en ataque como en defensa, obligando al equipo de Repesa a abusar del tiro de tres sin resultado. Así Darden y Kuzminskas impusieron su ley desde el comienzo, adelantando a los suyos.

Unicaja no podía hacer más que intentar que no se rompiera el encuentro, y Calloway y Dragic se colocaban como pilares de contención para Unicaja acudiendo uno y otro al rescate cada vez que los lituanos les endosaban abultados parciales. La aparición de Fran Vázquez cumplimentó al equipo, igualando por primera vez el marcador y encontrando buenas sensaciones mediado el segundo cuarto. Sin embargo, otro arreón del Kaunas, liderado esta vez por la velocidad de Lafayette cuando los españoles no lo esperaban fue demasiado para los visitantes, que no volvieron a engancharse al partido. El Unicaja se empotraba una y otra vez contra el muro báltico y cuando Marcus Williams se entonó ya era demasiado tarde para siquiera pensar en la remontada.

En el resto de partidos, el Panathinaikos sigue sin dejar buenas sensaciones. Si la pasada jornada sufrieron más de la cuenta para vencer en casa al Zalgiris Kaunas, esta vez no fueron capaces de imponerse al Anadolu Efes que con un buen Jordan Farmar con 13 puntos y 5 asistencias y un Savanovic casi perfecto en el tiro destrozaron a los griegos.

Por su parte, el CSKA de Moscú se impuso con contundencia al Alba de Berlín que no tuvo opción en ningún momento y que fue siempre a la estela de los rusos, liderados una vez más por Krstic y sus 15 puntos.

Sin Navarro no es lo mismo

El Barça Regal acusó la resaca del clásico y, principalmente, la ausencia de Juan Carlos Navarro, hecho decisivo para que los de Xavi Pascual cayeran en tierras rusas en un choque que rompería la igualdad del grupo. Los dos equipos salieron victoriosos en la primera jornada y ambos se mantenían invictos en un apartado; el Khimki como local, el Barça como visitante.

El Barcelona partía como favorito, pero no ejerció su condición en ningún momento del partido, yendo por detrás en la mayoría de minutos del encuentro. Aupado por su afición el Khimki salió con ganas sorprendiendo a un Barça que aguantaba el cuarto gracias a Mickeal en ataque y Sada en defensa. Lorbek iniciaba el segundo período dando un golpe de autoridad con 5 puntos consecutivos, pero las cosas empezaban a salirle al revés al Barça.

Mientras que mostraban un buen ataque con Tomic y Jasikevicius a la cabeza, la sólida defensa catalana se desmoronaba a cada acometida de Zhukanenko y Davis. Ya en la segunda parte el Barça salía reforzado tras la charla del descanso, mejorando en parte la defensa y manteniendo la fluidez ofensiva. Sin embargo, transcurridos los primeros minutos, el conjunto ruso se propuso ahogar al rival basándose en la presión y, usando la superioridad física, lo consiguió. Sada ya no defendía a Planinic con la soltura del comienzo, lo que aprovechó el bosnio para hurgar en la herida del Barcelona para ponerse con más de 10 puntos de diferencia.

Otra vez Mickeal espoleó al equipo visitante en un pequeño intento de remontada que fue rápidamente cortado por un nuevo ajuste de la defensa rusa que secó el partido. Con los de Xavi Pascual incapaces de parar a Planinic y fallando muchos tiros el partido se iba desvaneciendo sin cambios destacables hasta el final.

El Caja Laboral sigue venciendo hasta en los partidos más grises

El Baskonia venció un complicado partido frente a Maccabi Tel Aviv, en el que San Emeterio y la defensa decantaron el partido del lado vasco en un final de infarto. El conjunto de Zan Tabak salió con fuerza gracias a Lampe y Bjelica aprovechándose de su superioridad en la altura frente a los interiores del Maccabi. Por contra, los jugadores exteriores del equipo Israelí metían a su equipo en el partido al final del primer cuarto.

Sin embargo, el encuentro parecía decidirse por la fortaleza bajo los aros, y de nuevo la pareja de interiores vitorianos imponían sus centímetros para destrozar a Maccabi con un parcial de 9-24 en el segundo cuarto, donde parecía que Caja Laboral no iba a pasar por demasiadas penurias para llevarse el partido.

Nada más lejos de la realidad ya que con la reanudación el Maccabi parecía otro equipo, obligando al conjunto español a replegarse y mirar más a la defensa que al ataque. Parecían aguantar con entereza pero la ventaja baskonista se iba desvaneciendo a medida que el tercer cuarto se desarrollaba.  Un parcial final de 17-0 del Maccabi dio definitivamente la vuelta al marcador, dejando a los locales con una ventaja de 6 puntos gracias a un recital de Hickman y Landesberg.

El duro golpe afligido dejó descolocado al conjunto de Zan Tabak, que después de dominar la pintura acababa el partido viviendo del triple. Así Ohayon adelantaba a los de Blatt a 29 segundos del final del encuentro y respondía San Emeterio cuando restaban 8 segundos. La bola era para el Maccabi pero, de nuevo, la gran defensa por dentro del Caja Laboral un tiro cómodo para los locales, que se vieron forzados a lanzar con dificultad y nulo resultado, perdiendo el encuentro.

En los restantes enfrentamientos el Siena venció a Fenerbahce del ex del Montepaschi Bo McCalebb. Poco lo echaron de menos los italianos que disfrutaron de la exhibición de Bobby Brown. 41 puntos para sumar 50 de valoración es algo que no ocurría en Euroliga desde hacía 10 años, y fue suficiente para vencer a un Fenerbahce que pese a Bogdanovic, 31 puntos, no tuvo opción de disputar el partido ante la exhibición de Brown.

El otro equipo otomano, el Besiktas, también caía derrotado frente al campeón Olympiacos en el que Spanoulis fue el mejor con 18 puntos, dominando durante todo el encuentro al conjunto visitante.

Resultados

Grupo E

  • Brose Baskets – Real Madrid 67-82
  • Anadolu Efes – Panathinaikos Athens 78-64
  • Zalgiris Kaunas – Unicaja Málaga 75-63
  • Alba Berlín – CSKA Moscú 57-75

Grupo F

  • BC Khimki – Barcelona Regal 78-65
  • Maccabi Tel Aviv – Caja Laboral 70-71
  • Fenerbahce Ulker – Montepaschi Siena 92-98
  • Olympiacos Piraeus – Besiktas JK 77-64

 

Clasificación

ACB.COM   ¿Qué ha pasado en la Euroliga  2 0 para Caja Laboral y Real Madrid

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 enero 2013
  2. Euroliga Top 16 J2: Barça y Unicaja caen, Real Madrid y Caja … | Todo Sudafrica 8 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *