16 mayo 2016 Fútbol

La final de la Europa League de 2016 se juega en Basilea

Basilea es una ciudad del norte de Suiza que hace casi frontera con Alemania y con Francia. En esta localidad del cantón del mismo nombre encontramos Sankt Jacob Park, un estadio de cuatro estrellas que se levantó en los cincuenta, que se remodeló a principios del siglo XXI y que, con una capacidad de aproximada de 38.500 espectadores, acogerá la final de la UEFA Europa League de 2016.

En esa final estará el Sevilla. El equipo andaluz regresa por quinta vez, y por tercera consecutiva, a la final del torneo del que es el rey y lo hace en un estadio en el que este año ya ha jugado. Y es que el Basilea fue uno de los rivales que los de Emery dejaron en el camino hacia esta final, camino que empezó en la Liga de Campeones, pues el Sevilla comenzó la temporada jugando en esta competición.

Enfrente y como rival tendrán a un equipo que es uno de los históricos de la Copa de Europa, el Liverpool. Dirigidos por el alemán Jurgen Klopp, los británicos regresan a una final de la Europa League / Copa de la UEFA y de nuevo ante un equipo español, quince años después de aquel mítico partido contra el modesto Deportivo Alavés que finalmente ganaron por 5-4 en la prórroga.

Sevilla y Liverpool nunca se han medido antes en competición europea. Otro particular entre ambos es que nunca han perdido una final cuando la han jugado, por lo que para uno de los dos será la primera vez, y a eso hay que sumar que el Sevilla tiene cuatro Europa League y el Liverpool tres, por lo que o bien tenemos empate en cabeza del palmarés o bien vemos como el Sevilla sigue aumentando su glorioso palmarés europeo.

El resultado lo descubriremos este miércoles 18 de mayo a partir de las 20:45 horas y a través de Bein Sports, la cadena que ha retransmitido esta temporada 2015-2016 toda la Europa League. El árbitro designado por la UEFA para este encuentro será Jonas Eriksson, sueco de 42 años y presente en la terna de colegiados para la Eurocopa de 2016. Esperamos que el Sevilla de una alegría a su hinchada, que contará en tierras suizas con una representación de siete mil personas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *