27 enero 2010 Balonmano

España_milagro

Difíciles, muy difíciles se nos han puesto las cosas en este Europeo pese a haber tenido un único tropiezo en todo el torneo frente a la selección de Polonia. El empate contra la selección francesa y el pleno de victorias que ésta ha conseguido después nos pone contra las cuerdas para lograr la clasificación a las semis del torneo. Para llegar a esta ronda sólo se clasifican los dos primeros de cada grupo y España ahora mismo se encuentra tercera, a una victoria de sus dos predecesoras, precisamente Polonia y Francia.

Para poder pasar a la fase final, España está obligada a ganar a Eslovenia y esperar el resultado del Polonia-Francia, empatada a puntos con ellas. El problema es que sólo nos sirve una derrota de Francia. De ganar los franceses a Polonía, empataríamos con éstos, pero al haber perdido nuestro duelo individual serían los polacos quienes se clasificasen, mientras que un empate pondría a las dos selecciones un punto por encima de los nuestros. En cambio, si ganamos nuestro partido y Polonia vence igualaríamos con los galos a puntos y les superaríamos por diferencia de goles.


Por desgracia, cualquier resultado sirve a una Polonia que ya está clasificada y que no se jugará nada este partido, pese a que su seleccionador quiere evitar suspicacias:

Tengo un pasado en España, tengo amigos, conozco a jugadores y con Francia no lo tengo, lo que hace que la respuesta sea un poco más fácil. Haremos todo lo posible por ganar, es la opción más fácil y, sobre todo, la más sincera. No puedo garantizar que vaya a salir, pero lo intentaremos todo. Algunos de los veteranos lo decía tras el partido con la República Checa, una vez calculamos y no nos salió bien, así que no calculemos y salgamos a pegar, a pegar y a pegar y a ver lo que nos sale.

En esta situación, a los nuestros sólo les queda confiar en la profesionalidad de los polacos y centrarse en su partido ante una selección dura, como la eslovena, que tampoco se juega nada, pero aún no ha logrado una sola victoria en el Europeo y sin duda no querrá irse de balde de la cita austriaca.

Ocurra lo que ocurra, en poco más de 24 horas tendremos la solución.

Vía | AS

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *